Tecnología LED: Ahorro y Sostenibilidad

Tecnología LED: Ahorro y Sostenibilidad

 

La tecnología Light Emitting Diode (diodo semiconductor que emite luz al ser atravesado por una corriente eléctrica) se ha instalado en nuestras vidas y lo ha hecho para quedarse. Y es que el LED tiene grandes beneficios y ventajas no sólo en cuanto a iluminación se refiere, sino también en cuanto ahorro y sostenibilidad.

 

Son muchos los expertos que manifiestan que la tecnología LED es más segura que la luz tradicional, porque es menos contaminante: no tiene mercurio ni tungsteno. Además, reduce las emisiones de CO2 en un 80%. También hay que destacar el hecho de que dura muchísimo más: hasta 45.000 horas de uso (más de 15 años, si la encendemos unas 8 horas al día), con un mantenimiento mínimo.

 

Asimismo, este tipo de iluminación no genera calor, así que no quema (el 80% de la energía que consume se convierte en luz, al contrario que la bombilla incandescente, que pierde ese mismo porcentaje en forma de calor).

 

Como se ha señalado anteriormente, en cuanto al ahorro energético las bombillas LED también presentan grandes ventajas, ya que consumen hasta un 85% menos que las bombillas tradicionales). En la factura de la luz, un consumidor puede llegar a ahorrar entre 50 y más de 200 euros.

 

Por otra parte, la iluminación LED resiste temperaturas más extremas que las bombillas incandescentes, además de mayor humedad y vibraciones. Esta tecnología es capaz también de soportar un enorme número de ciclos sin perjuicio para su rendimiento (las veces que se enciende y se apaga) y, además, reproduce los colores con una gran fidelidad, con un índice cromático de 80 sobre 100. Tiene, asimismo, diferentes tonos de luz (fría, cálida) para ajustarse a todo tipo de ambientes.

 

Las luces LED llegan hasta la Capilla Sixtina

El desarrollo de esta tecnología está haciendo posible que cada día sean más las viviendas particulares, empresas, instituciones e instalaciones públicas las que se sumen a los beneficios de la Light Emitting Diode. De hecho, recientemente se han instalado 7.000 puntos de iluminación LED en la Capilla Sixtina, la infraestructura más famosa del Palacio Apostólico de la Ciudad del Vaticano, decorada con las pinturas del genial Miguel Ángel.

 

La instalación de estos puntos de iluminación se ha estudiado minuciosamente para resaltar todos los detalles de cada obra, además de protegerlas. Ahora, esta espectacular obra del Renacimiento dispone de una luz clara, pero no demasiado brillante, favoreciendo y potenciando la contemplación de los frescos de Miguel Ángel, Botticelli, Pietro Perugino, Domenico Ghirlandaio o Bartolomeo della Gatta.

 

El resultado es el ahorro energético y una luz clara y homogénea, que ilumina cada obra pictórica, desde el frontón del Juicio Final, a las bóvedas, o los laterales, de una manera uniformemente sin deslumbramiento para los visitantes.

 

Los 7.000 puntos de luz son imperceptibles, escondidos debajo de las cornisas, bajo las ventanas, para dar la sensación de que la iluminación no existe, pero sobre todo no son dañinos para las obras pues no emanan calor.

 

La luz LED, denominada así por sus siglas en inglés Light Emitting Diode (Diodo Emisor de Luz), y sus ventajas sobre la luz incandescente han sido destacadas en distintos foros en todo el mundo: bajo consumo de energía, un mayor tiempo de vida, tamaño reducido, resistencia a las vibraciones y poca emisión de calor.

 

Y es que son muchos los expertos que consideran el Diodo Emisor de Luz como la iluminación del futuro, la luz del siglo XXI. De hecho, la eficiencia de la tecnología LED va en ascenso mientras que su costo desciende. Las proyecciones iniciales son que para el año 2020 el LED habrá conquistado buena parte del mercado de la iluminación para hogares.

FELIZ VERANO!!!

FELIZ VERANO!!!

 

Todo el equipo que formamos instalacionesjefer.es queremos desearos un feliz verano 2014. Sí, porque ya está bien de tópicos y de desear felicidad sólo en las épocas que vienen marcadas (navidad, fiestas…) y ya está, como si no hubiese ninguna otra época para disfrutar y en la que ser felices y como si la llegada del verano no fuera motivo suficiente de felicidad: playa, sol, vacaciones… ¡qué más se puede pedir!?

En estos meses siempre aumenta la carga de trabajo para muchos sectores, en nuestro caso la asistencia 24 horas, las instalaciones de aire acondicionado (éstas suelen ser uno o dos meses antes del verano) y las reparaciones que, bien por falta de tiempo del cliente durante el año, bien por la no disponibilidad de liquidez para afrontarlas hasta el cobro de la extra del verano, los que la disfruten, se suelen posponer hasta el verano. Por este motivo nuestros electricistas y demás profesionales (antenista, técnico…) tienen por delante un período de lo más entretenido, a distribuir entre nuestra localidad, Alcantarilla, y el resto de la Región de Murcia.

Por otro lado nuestros profesionales dedican una gran parte de su tiempo a formarse y actualizar conocimientos (en nuevos procesos, tecnologías, avances en la resolución de incidencias más comunes…) para poder ofrecer siempre las mejores soluciones a todos nuestros clientes.

Os recordamos que ofrecemos servicios integrales para el mantenimiento de comunidades de vecinos en la Región de Murcia además de los servicios particulares de electricistas, antenista, instalación de porteros y video-porteros, instalación y gestión de sus instalaciones de telecomunicaciones, mantenimiento de puertas automáticas, instalación de aparatos de aire acondicionado…

Recuerda que Instalacionesjefer.es en Alcantarilla, Murcia, es tu empresa de servicios de confianza.

 

Normativa para aplicación por los Electricistas

Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión (España)

El Reglamento Electrotécnico para Baja TensiónREBT, es un reglamento español de obligado cumplimiento que prescribe las condiciones de montaje, explotación y mantenimiento de instalaciones de baja tensión.

Según este reglamento en España se considera baja tensión aquella que es menor o igual a 1000 voltios en corriente alterna o 1500 voltios en caso de corriente continua.

El Reglamento actual (que sustituye al Reglamento del año 1973) fue aprobado según el Real Decreto 842/2002 del 2 de agosto de 2002. Fue publicado en el Boletín Oficial del Estado número 224 el 18 de septiembre de 2002.

El nuevo reglamento mantiene la estructura del antiguo y se compone de dos partes. La primera son 29 Artículos que atiende a las cuestiones legales y administrativas de las instalaciones. La segunda parte se centra en los aspectos técnicos de las instalaciones recogidas en 51 Instrucciones Técnicas Complementarias o ITC’s. Las ITC’s están estructuradas de forma arbórea (salvo las primeras que son el glosario de términos, las referencias de normas UNE y los requisitos de los instaladores autorizados), siendo el tronco del árbol el origen de la instalación y cada rama cada tipo de receptor susceptible de ser conectado a la misma. Además existen una serie de ITC’s que dan prescripciones adicionales para usos concretos o locales con características especiales: viviendas, locales de pública concurrencia, locales húmedos y mojados etc.

Con respecto al REBT-73, el reglamento actual corrige las siguientes deficiencias:

  • Recoge la gestión administrativa y competencias de las Autonomías (entidades que no existían en el año 1973).
  • Se fusiona en un único documento todas las normas de obligado cumplimento de las instalaciones de BT. Anteriormente existía el REBT-73 y la norma UNE-EN 20460 “Instalaciones eléctricas en edificios” ambas de obligado cumplimento al ser está última un norma armonizada y por tanto obligatoria para los Estados Miembros de la Unión Europea.
  • Se actualiza el contenido del Reglamento debido al progreso tecnológico en cuanto a instalaciones y sobre todo al aumento de los niveles de electrificación de los hogares.
  • Para mantener actualizado el REBT-2002, en el mismo se hace referencia constante a normas UNE que son objeto de constante revisión y si estas se renuevan, son automáticamente de obligado cumplimiento. Se introduce además el concepto de “seguridad equivalente” para aquellos casos que no vienen contemplados en las normas o en el propio REBT.
  • Un error frecuente es continuar aplicando la norma UNE 20460-5-523 de noviembre de 1994 en lugar de la versión de esta misma norma UNE pero del 2004. El error es que se sigue editanto el REBT 2002 con la tabla de la norma UNE de 1994. El REBT hace referencia a esta UNE al utilizar esta tabla en su ITC-BT-19.1