Mantenimiento de Comunidades de Vecinos: Morosidad

Los morosos adeudan ya 49 millones de euros a las comunidades de vecinos

Los impagos están obligando a prescindir de servicios y posponer obras de mantenimiento.
Los propietarios de tres de cada diez inmuebles aragoneses no pueden pagar derramas

Los problemas económicos de las familias también han afectado a las cajas de las comunidades de vecinos, cada vez con más agujeros por los impagos de vecinos, inmobiliarias y bancos. Según el Consejo General de Administradores de Fincas, a las comunidades de vecinos de Aragón se les adeudaban 49 millones de euros al cierre de 2013, de los cuales 40 correspondían a vecinos morosos y los otros nueve a bancos que se han quedado con la propiedad de pisos y que no están pagando las correspondientes cuotas. La morosidad ha crecido un 16% con respecto a 2012, cuando la deuda global estaba en 42 millones.

“Una de las primeras cosas que deja de pagar una familia cuando pasa por apuros económicos es la comunidad. Porque antes tiene que abonar la hipoteca, la luz…”, señala Miguel Ruiz Lizondo, presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Aragón. Añade que están teniendo muchos problemas para cobrar y que, además, en el caso de los bancos concurre una circunstancia agravante: que algunas entidades financieras que se han quedado finalmente con algún piso –ya sea de vecinos o de inmobiliarias quebradas– no están procediendo a inscribir los inmuebles en el Registro de la Propiedad, o lo hacen con mucho retraso y tras la insistencia de los vecinos. 

No obstante, apunta que la ley que regula estos casos, reformada en junio del año pasado, ha dado más posibilidades a las comunidades de propietarios para reclamar a los bancos las cantidades impagadas. Antes solo se les podía exigir, una vez se inscribían, los gastos comunitarios del año en que daban de alta el piso y el ejercicio anterior; mientras que ahora pueden reclamar los tres años anteriores a la inscripción. Según Ruiz Lizondo, estos problemas con las entidades financieras se concentran sobre todo en obra nueva, donde por la situación del mercado inmobiliario apenas se han vendido unos cuantos pisos con respecto a lo que preveía la inmobiliaria.

La deuda por provincias

Por provincias, incluyendo vecinos y entidades financieras, la deuda se reparte en 34 millones en Zaragoza, 10 en Huesca y los otros cinco en Teruel. En toda España, los impagos suben hasta los 1.798 millones de euros, de los que 342 son de bancos.
Las comunidades de propietarios están “probando de todo” para poder cobrar las deudas, e incluso se recurre a la vía judicial. “No obstante, por las tasas judiciales –dice Ruiz Lizondo–, se suele acudir cuando la cantidad impagada empieza a ser importante”. 

Otra opción que se está utilizando es ofrecer al moroso un plan de pagos “más cómodo y a plazos”. “Firman un documento, en el que también se incluye que la comunidad de propietarios no renuncia a la vía judicial si se dejara de pagar por cualquier razón”.

No obstante, apunta que los vecinos que sí que abonan sus cuotas “suelen ser solidarios” con los residentes que no pueden hacer frente a los gastos comunitarios por la crisis: “Si al presidente le viene un vecino diciendo que está teniendo problemas económicos, se es muy compresivo”.

Pero añade que el problema de la morosidad está causando que las comunidades prescindan de algunos servicios que tenían contratados, reduciendo así costes de donde se puede. Esto está afectando especialmente al empleo de los porteros. Su despido o no reposición al jubilarse se está sustituyendo con la contratación de una empresa de servicios de limpieza (incluso hay veces en que son los propios vecinos quienes hacen este trabajo), y en los casos en que se sigue necesitando un vigilante, se contrata conserjes a través de compañías especializadas.

Consecuencias de la morosidad

También se están posponiendo obras de mejora en los inmuebles para evitar derramas. El informe anual del Consejo General de Administradores de Fincas apunta que una de cada tres comunidades de vecinos aragonesas no tiene capacidad para pagar derramas. “Se están atrasando muchísimas obras que se harían en una situación económica normal”, señala Ruiz Lizondo. Menciona, entre otras, reparaciones de fachadas, pintar escaleras, y el mantenimiento en general.

También hay casos en los que se intenta posponer lo máximo posible pasar la Inspección Técnica de Edificios (ITE) hasta que los ayuntamientos obligan a ello, o incluso inmuebles que han tenido problemas para afrontar el gasto que supone una ITE. 

Fuente

Trabajo remite cartas a 600 comunidades de vecinos en busca de empleo sumergido

Trabajo remite cartas a 600 comunidades de vecinos en busca de empleo sumergido

La campaña, iniciada en Torremolinos, se extenderá a otras zonas costeras – Un 5% de comunidades dan de alta a trabajadores a raíz del requerimiento – Los administradores de fincas constatan que vecinos sin contrato hacen a veces el mantenimiento

Vista de Torremolinos desde la zona de Arraijanal, en Málaga capital.

Vista de Torremolinos desde la zona de Arraijanal, en Málaga capital. ARCINIEGA

La Inspección de Trabajo de Málaga ha activado un control entre las comunidades de vecinos para comprobar su adecuación a la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y asegurarse de que las personas y empresas que realizan las tareas de obra y mantenimiento en estos edificios y urbanizaciones cuentan con su preceptivo contrato laboral y tienen todas las garantías de seguridad. La Inspección comenzó esta actividad en Torremolinos el pasado mes de septiembre y ha remitido ya unas 600 misivas –300 en 2013 y otras 300 en este 2014– a comunidades de propietarios de esta localidad para conocer su situación, según explicó a este periódico el responsable de la Inspección, Alfonso Conejo.

Alrededor de un 5% ha contestado presentando el alta laboral ante la Seguridad Social de algún trabajador del que no había constancia, lo que se entiende en la Inspección como la regularización de una situación que hasta este momento era anómala.

El resto, o bien ha acreditado los contratos con las personas o empresas externas que desarrollan estas tareas o ha informado de que los trabajos son realizados por los propios vecinos debido al pequeño tamaño del edificio y recinto comunal.

También hay un porcentaje de comunidades que aún no han contestado o que no han recibido la notificación por estar mal censadas, lo que ha obligado a la Inspección a reenviar el requerimiento, explicó Conejo.

El control de la Inspección, no obstante, responde a una criba previa, ya que se está excluyendo del envío de estas misivas a las comunidades de vecinos que sí aparecen inscritas en la Seguridad Social. Se entiende que en estos casos, la inscripción revela que la comunidad está asumiendo su condición de empresaria, y tiene regularizadas a las personas que les hacen las tareas.

«No es que sea una campaña específica en el programa anual de la Inspección, pero sí es una actividad que se ha iniciado ante la sospecha de que existe una bolsa de fraude asociada a este segmento. Y hemos empezado por Torremolinos porque hemos visto que era una de las localidades donde había más diferencia entre el número de comunidades y las que realmente están inscritas en la Seguridad Social», apuntó.

La idea es, cuando se termine de peinar Torremolinos, seguir por otras localidades costeras, entre ellas también Málaga capital y su área metropolitana. En todo caso, será una actuación a largo plazo, debido a los limitados recursos con que cuenta la Inspección.

Apoyo de los administradores

Por su parte, el presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Málaga, Fernando Pastor, aplaude la iniciativa de la Inspección, que previamente les consultó acerca de la coyuntura que atraviesan las comunidades.

«Al margen del empleo sumergido que aflore, lo importante es que este control concienciará a las comunidades para tener todo en regla», apuntó. Desde un punto de vista corporativo, Pastor dijo que esta iniciativa evitará además el «intrusismo» en el sector por parte de firmas «piratas» que ofertan servicios a las comunidades sin dar a sus trabajadores de alta.

Uno de los problemas de fondo, según recordó, es que las comunidades de propietarios sufren unas elevadas tasas de morosidad por parte de vecinos y bancos, lo que les ha originado un agujero económico de unos 74 millones de euros en toda la provincia, según un reciente estudio publicado por el Colegio de Administradores de Fincas.

Ante esta situación, muchas comunidades se han decantado por el autoempleo de vecinos morosos y en paro a la hora de realizar las tareas de limpieza, mantenimiento o jardinería. Se calcula que en torno al 20% de comunidades usan este recurso aunque, en algunos casos, sin regularizarlo.

«En muchos casos son los propios vecinos morosos los que se ofrecen hacer estos trabajos para saldar la deuda, pero sin que se firme contrato. Y por ley una comunidad tiene las mismas obligaciones que una empresa. Una cosa es que haya una comunidad de pequeño tamaño donde los vecinos acuerdan limpiar por turnos la escalera y otra que haya un vecino que hace regularmente tareas de pintura o cuidado del jardín. En este caso hay que hacer un contrato», comenta.

Las personas que trabajan al cuidado de un bloque o de una urbanización realizan además labores mantenimiento eléctrico o poda de árboles, con el riesgo de trabajar en zonas peligrosas o elevadas.

Precisamente este intrusismo, que a veces se da por el desconocimiento vecinal de las normas, ha originado quejas y denuncias de empresas de limpieza y mantenimiento que también están en el origen de esta campaña de la Inspección de Trabajo de Málaga para poner coto a este empleo sumergido.

Gesico certificará a instaladores de toda España sobre el servicio de internet vía satélite de tooway

Gesico , compañía operadora de Internet por satélite, ha organizado un roadshow por toda España para capacitar a aproximadamente 600 instaladores a través de un curso sobre la tecnología de Internet vía satélite de tooway™. El curso tendrá una sesión teórica y otra práctica, y los participantes deberán pasar un examen antes de obtener la certificación.

El roadshow comenzará a finales del mes de marzo de 2014 y se extenderá por las diferentes provincias españolas hasta el mes de junio.

A día de hoy, tooway™ puede ofrecer un acceso a Internet de alta velocidad vía satélite, con velocidades de descarga de hasta 20 Mbps y velocidades de subida de hasta 6 Mbps, en toda Europa y la cuenca mediterránea.

tooway™ también ofrece funciones adicionales, como múltiples canales de televisión mediante un único receptor addicional, llamadas telefónicas a través de Internet utilizando la tecnología VOIP. Empezar a utilizar tooway™ no puede ser más sencillo. Tan sólo es necesario instalar una antena receptora de satélite en el exterior del edificio. A continuación, se conecta el módem satélite al ordenador y listo, ya podemos empezar a utilizarlo. Actualmente tooway dispone de 4.000 instaladores oficiales y cualificados disponibles por toda Europa. No se requiere una conexión telefónica.

Luis César Ventura, Gerente de Gesico, ha declarado: “tooway™ nos ofrece la mejor tecnología de banda ancha vía satélite del mercado y, por eso, es muy importante para nosotros que nuestros instaladores estén plenamente capacitados sobre su uso. Gesico desarrollará estos cursos en los próximos meses por todo el país y confiamos que estos sean superados por la gran mayoría de los participantes, que estarán así plenamente certificados para llevar Internet de banda ancha a todo tipos de lugares, incluidos los más remotos”.

«Eutelsat establecerá una extensa red de instaladores expertos para ofrecer un acceso universal a Internet de banda ancha y alta velocidad en toda España» explicó Alessandro Cirenei, Responsable de Ventas de Eutelsat Broadband en España y Portugal. «Gracias al conocimiento adquirido durante este programa de formación, los antenistas estarán perfectamente preparados para ofrecer un soporte técnico de alta calidad a los clientes».

– FIN –

SOBRE EUTELSAT COMMUNICATIONS

Con una capacidad comercializadora de 31 satélites que proporcionan cobertura en todo el continente europeo, así como en Oriente Medio, África, y partes significativas de Asia y América, Eutelsat Communications (Euronext Paris: ETL, ISIN code: FR0010221234) pertenece al holding de Eutelsat S.A. yes uno de los tres operadores más importantes del mundo para el suministro servicios por satélite. A 30 de junio , los satélites de Eutelsat emitían más de 4.600 canales de televisión a más de 200 millones de hogares por cable y por satélite en Europa, Oriente Medio y África. Los satélites del grupo también tienen una amplia gama de servicios de telecomunicaciones fijas y móviles, de televisión, redes corporativas y mercados de banda ancha. Gracias al satélite KA-SAT, el primero de alto rendimiento en Europa, Eutelsat Broadband, la unidad de negocio de banda ancha de Eutelsat, posibilita el acceso a servicios de alta velocidad de Internet a usuarios y empresas de toda Europa y la cuenca del Mediterráneo situados en áreas donde las redes terrestres no llegan. Con base en París, Eutelsat y sus filiales emplean a más de 750 personas (comerciales, técnicos y otros profesionales) de 30 países.

Fuente

Mantenimiento de Comunidades de Vecinos

Comunidad de vecinos: qué servicios se está obligado a pagar y cuáles no

 

La morosidad de las comunidades de propietarios fue de 1.798 millones de euros en 2013. Por ello, es imprescindible conocer de qué gastos se puede prescindir y cuáles se han de sufragar según la ley. Cuando se adopten acuerdos para realizar innovaciones no exigibles, el vecino en desacuerdo puede oponerse a pagar.

 Maneras de recortar gastos en la comunidad de vecinos. 

Morosos: cómo reclamarles deudas | ¿Es lícito publicar una lista de morosos?

 

Los pagos de servicios son grandes motivos de controversia en una comunidad de vecinos. Es conveniente conocer cuáles se está obligado a pagar y cuáles no, especialmente, para no incurrir en la morosidad. La morosidad de las comunidades de propietarios fue de 1.798 millones de euros en 2013, según se desprende del III Informe Global sobre morosidad en Comunidades de Propietarios en España, realizado por el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas. Y es que los costes que acarrea mantener un edificio suponen un esfuerzo que no todas las economías familiares pueden ya realizar. Por ello, es imprescindible conocer de qué gastos se puede prescindir y cuáles se han de sufragar de acuerdo a lo dictaminado por la Ley de Propiedad Horizontal, el marco regulatorio que rige la normativa y disposiciones de la comunidad. Desde Eroski Consumer detallan qué tipo de servicios tienen carácter general, común u obligatorio y cómo y en qué proporción deben costearse. Lo que dice la ley Las comunidades de vecinos están sometidas y regidas por la Ley de Propiedad Horizontal, que tiene por objeto la regulación de la forma especial de propiedad establecida en el artículo 396 del Código Civil, denominada propiedad horizontal. Además, cada comunidad puede establecer sus propios estatutos internos. Estos documentos, que deben estar inscritos en el Registro de la Propiedad correspondiente, sirven para aproximar y adecuar la normativa legal a las necesidades de cada comunidad. Por ello, pese a que no son obligatorios, su adopción es recomendada por expertos y juristas con el fin de evitar y resolver situaciones de conflicto. La cuantía de las cuotas de participación de cada vecino se determina de forma porcentual y el baremo está fijado de antemano en las escriturasTal y como especifica el artículo 10 de la Ley, es obligación de la comunidad realizar las obras necesarias para el sostenimiento y conservación del inmueble y de sus servicios, para que reúna las condiciones estructurales, de estanqueidad, habitabilidad, accesibilidad y seguridad. Esta contribución, se llevará a cabo con arreglo a su respectiva cuota de participación. Gastos comunes obligatorios Cuotas comunes: Según el artículo 9 de la Ley de Propiedad Horizontal, los propietarios deben contribuir (con arreglo a su cuota de participación) a los gastos generales para el sostenimiento del inmueble, sus servicios, cargas y responsabilidades que no sean susceptibles de individualización. Así, según el tipo de inmueble y sus características, las zonas comunes de las que se beneficia cada uno de los vecinos (portal, escalera, ascensor, piscina o azotea), los gastos generales derivados de la conservación y reparación (electricidad, limpieza, portería, vigilancia, calefacción central o mantenimiento de instalaciones) o los gastos municipales (si la parcela donde está el edificio tiene referencia catastral, tendrá que costear la recogida de basuras o abonar el Impuesto sobre Bienes Inmuebles) han de ser sufragados en función de las distintas cuotas de participación fijadas en junta. Ello es así, siempre que no haya otros acuerdos en los estatutos. Por tanto, el conjunto de propietarios de un edificio constituido en comunidad de vecinos debe compartir la responsabilidad y los beneficios de ese inmueble, aunque no utilicen todas sus dependencias o incluso aunque no residan en él. El carácter imperativo de esos gastos, al que todos los propietarios deben contribuir, se fija en función de la obligatoriedad de mantener en perfecto estado los bienes y servicios comunes del inmueble. Por su parte, la cuantía de las cuotas de participación de cada uno se determina de forma porcentual y el baremo está fijado de antemano en las escrituras; unas cuotas que se deciden en función de la superficie de cada piso o local, de su incidencia en la comunidad, ubicación o el uso de elementos y servicios comunes. Obras necesarias: De acuerdo a la ley, todos los propietarios están obligados a sufragar la cuota establecida por la comunidad para el pago de los gastos generales, pero también de aquellos que se deriven de las obras necesarias, siempre en función de su cuota de participación. Así, deberán sufragar los gastos derivados de la realización de las obras de conservación y accesibilidad necesarias para el mantenimiento del edificio y de sus servicios, para que reúnan las condiciones estructurales, de habitabilidad y seguridad. Esto es, todas aquellas obras puntuales realizadas en zonas comunes, derramas o demás gastos imprescindibles. Fondos de reserva: La comunidad de vecinos debe contar con el denominado fondo de reserva, una cuantía que se fija de forma anual tras la aprobación del presupuesto de la comunidad y que, según la Ley, debe superar el 5% de su último presupuesto ordinario. Este fondo será utilizado para atender las obras de conservación y reparación de la finca o bien realizar una derrama extraordinaria, como las causadas por incendios, explosiones o inundaciones, para que los propietarios contribuyan de forma económica a dichas obras o reparaciones. Gastos que pueden evitarse Reformas u obras de mejora no exigibles: La Ley de Propiedad Horizontal refleja en su artículo 11 que ningún propietario podrá exigir nuevas instalaciones, servicios o mejoras no requeridos para la adecuada conservación, habitabilidad, seguridad y accesibilidad del inmueble. Gastos extraordinarios: La ley señala que cuando la junta de propietarios adopte acuerdos para realizar innovaciones no exigibles (aquellos servicios o mejoras no necesarios para la conservación, habitabilidad y seguridad del inmueble) y cuya cuota de instalación exceda del importe habitual de tres mensualidades ordinarias de gastos comunes, aquel propietario que no esté de acuerdo con este gasto no tendrá obligación de acometerlo. Asimismo, tampoco podrá modificarse la cuota que deba pagar, aunque no pueda privársele de la mejora o ventaja. Ahora bien, esto será posible, siempre y cuando impugnen la decisión de la junta en un plazo no superior a tres meses y se encuentren al corriente de pago de cuantas deudas vencidas hubiese.

Ver más

Pequeños motores inteligentes con la comunicación EtherCat

Pequeños motores inteligentes con la comunicación EtherCat

 

Las compañías Faulhaber y Technosoft  han combinado sus habilidades y conocimientos para producir uno de los motores inteligentes más pequeños del mundo para control de velocidad y posición con comunicación EtherCAT.

El motor se basa en la tecnología exitosa gama  32 …. BX4 de Servomotores  Brushless DC 4 polos utilizando el sistema de FAULHABER deestator sin hierro, un rotor equilibrado dinámicamente,  ideal para cargas de baja inercia.

El controlador dispone diseño modular y de construcción compacta y de alta fiabilidad e incorpora el controlador iPOS4808 que utiliza la tecnología Technosoft MotionChip ™ y ofrece 7 E/S. La configuración, puesta a punto y la programación local de la unidad iPOS se puede hacer fácilmente usando la potente plataforma gráfica de Technosoft EasyMotion Studio. El sensor de posición es absoluto y proporciona una resolución de 4.096 pulsos por revolución para una precisa velocidad y control de posición.

Junto a la versión EtherCAT hay dos versiones de la CAN. El CANopen estándar, de acuerdo a la CiA 301, 305 y 402 perfiles y El protocolo TMLCAN. TML (Technosoft Movimiento Language) abre la posibilidad de utilizar el controlador de movimiento de gran alcance, que le permite operar como un dispositivo inteligente independiente.

Este motor inteligente tiene una velocidad máxima de 6000 rpm y un par de bloqueo de 97mNM, que se logra a partir de un motor con un diámetro de 32 mm y la longitud máxima de la unidad integrada es  92.8mm. El controlador se encuentra en un rectángulo, que es de 46,5 mm x 67 mm, con una profundidad de 26 mm. Hay seis familias de reductores Faulhaber disponibles para el montaje en el motor, dependiendo de los requisitos de la aplicación.

Crece el empleo gracias a los trabajos de reconstrucción de la ciudad

La reconstrucción de la ciudad hace crecer el empleo

La reconstrucción de la ciudad se está convirtiendo en el motor que está propiciando la salida de muchos lorquinos de las listas del paro. Desde enero a noviembre, según los datos aportados por el presidente de la patronal Ceclor, Antonio García, un total de 558 personas encontraron trabajo.

Los sectores que mayor número de trabajadores demandaron fueron los de la industria, construcción, servicios y agricultura. Este último, según García, es el que «está tirando de la economía». Aunque la situación sigue siendo complicada -admite- «estamos en un punto de inflexión que nos demuestra que hemos tocado fondo y que se ha frenado la caída, primer requisito para que comience la recuperación económica».

La reconstrucción en barrios como el de La Viña, la conocida como ‘zona cero’ del terremoto, es una realidad. Las grúas, a modo casi de bosque, son visibles desde distintos puntos de la ciudad. Sus calles están colapsadas de camiones, grúas y hormigoneras. «Los edificios comienzan a levantarse, lo que ha demandado mano de obra no solo de la ciudad, sino también de toda la comarca», cuenta Antonio García. Se prevé, según aseguró, que «en torno al mes de junio comiencen a terminarse todos esos edificios, por lo que la demanda será entonces de oficios». Carpinteros, electricistas, cristaleros, fontaneros, climatizadores, escayolistas… tomarán el relevo en las obras para adaptar las nuevas viviendas que se reconstruyen.

Y tras ellos, llegarán los encargados de amueblar y decorar los nuevos hogares de los lorquinos. «Ya se está notando algo en el sector del comercio, pero aún es pronto, ya que calculamos que antes del próximo verano será cuando comiencen a amueblarse las nuevas viviendas», explicó. En la última fase de la reconstrucción tienen puestas sus esperanzas los comerciantes, que pretenden iniciar campañas muy concretas para incentivar las compras en la ciudad. «Eso sería lo deseable, que las nuevas viviendas se equipasen en comercios de la ciudad, porque, sin lugar a dudas, ganaríamos todos», reconoció.

Los establecimientos de mobiliario de cocina y cuarto de baño están registrando en los últimos meses un ‘boom’ de encargos. Las mediciones en obra son una constante, ya que los lorquinos desean volver a sus casas cuanto antes y esperan hacerlo solo pocas semanas después de que les entreguen las llaves. Otros sectores como el de parqués y tarimas también están a pleno rendimiento. Las nuevas viviendas estarán equipadas con la última tecnología, pero también con materiales de la máxima calidad, ya que esa parece ser la principal premisa que han recibido los constructores.

Los empleados de los establecimientos de cortinas, mobiliario y decoración podrían quedarse este verano sin vacaciones, ya que los encargos se multiplican y muchos lorquinos aprovecharán el verano para ultimar sus viviendas antes de mudarse a ellas. El grueso de entregas se espera para después del verano, aunque antes habrá muchos edificios cuyas obras estarán finalizadas, en torno a mayo o junio próximos.

Y las nuevas demoliciones previstas provocarán una segunda ‘tacada’ de reconstrucciones, que se iniciarán en los próximos meses. Muchas de esas viviendas que se demolerán se sitúan en el recinto histórico de la ciudad. También los cambios que se pretenden introducir en el Pepri podrían llevar a que en los solares vacíos de la vieja ciudad, en los que solo queda en pie las fachadas sujetas por andamios, la reconstrucción fuese una realidad. «Nos preocupa y mucho el recinto histórico. Necesitamos un plan especial de vivienda para atraer gente joven al centro y así se abrirán nuevos comercios», concluyó Antonio García.

CLAUSULAS ABUSIVAS MANTENIMIENTO DE ASCENSORES

CLAUSULAS ABUSIVAS MANTENIMIENTO DE ASCENSORES

Por todos es conocidos que las comunidades de propietarios cuentan con gastos fijos de suministro y mantenimiento debiendo para ello formalizar los correspondientes contratos de prestación de servicios.

En la situación de crisis actual donde la mayoría de las comunidades de propietarios cuentan con morosos y el presupuesto anual cada vez está más ajustado, salta a la vista el deseo de reajustar costes por los que muchos se plantean revisar las condiciones de sus contratos con el objetivo de dar con la solución.

Sentados a analizar esto llama la atención de los propietarios cuando se dan cuenta que casi el 70% de los gastos fijos que tienen las fincas van dirigidos en exclusiva al mantenimiento del ascensor, más perplejos se quedan cuando comprueban que tienen suscritos contratos de mantenimiento por valor de 5 y hasta de 10 años con clausulas indemnizatorias para cancelaciones previas al vencimiento desorbitadas.

Y aquí comienza lo interesante de nuestro artículo de hoy.

La Justicia por fin se pone del lado del consumidor (las comunidades de propietarios) y se ratifica en determinar que estas cláusulas en especial las que establecen un plazo de duración de 10 años prorrogables por periodos de igual duración, son cláusulas consideradas ABUSIVAS pudiendo ser anulados los contratos de mantenimiento de ascensor sin derecho a indemnización

En otro caso similar al que nos ocupa se pronuncia la Audiencia Nacional de Madrid en este caso en particular nos encontraríamos con un contrato de mantenimiento de duración pactada de 5 años que se renovaría por plazos iguales siempre que la comunidad de propietarios hubiese satisfecho el pago del último trimestre del servicio, y estableciendo una clausula de indemnización para cancelaciones previas que ascendería al pago de las cuotas que faltasen por cumplir hasta el vencimiento.

(sí, me renuevan el contrato otros 5 años más por pagar el último trimestre y no haber avisado de la intención de la comunidad de no suscribirlo y cuando voy a cancelarlo me exigen abonar todo lo que reste… si lo quiero cancelar al año debo indemnizarles por los 4 que resten.. juzguen ustedes mismos)

Pues bien la Audiencia resuelve considerando abusiva la indemnización solicitada y en este caso particular la limita a un año. Sentencia AQUÍ.

Es ya numerosa la jurisprudencia a este respecto (dependiendo del tipo de indemnización pactada incluso en los casos en los que la duración es de 5/10 años y en algunos casos hasta de 3 años, las indemnizaciones se ven reducidas al 15 o 25% del total que falte por pagar hasta su cumplimiento) por ello animamos a todas las comunidades de propietarios que se encuentren en la tesitura de valorar el cambio de empresa de mantenimiento de ascensor que estudien su contrato y contacten con un profesional del derecho que junto con el administrador de la finca valoren los beneficios de esperar al vencimiento del pacto acordado o su resolución cumpliendo o no con su correspondiente indemnización según el caso en cuestión.

¿Cómo lo veis vosotros propietarios? ¿Habéis sufrido de este abuso? ¿Habéis valorado cambiar de empresa de mantenimiento y esto os ha frenado? cuéntanos tu experiencia.