Domótica, el futuro ya está aquí

Domótica, el futuro ya está aquí

 

La película de Stanley Kubrick ‘2001: Odisea en el espacio’ es quizá la primera referencia que el gran público tuvo con la inteligencia artificial. ¿Quién no recuerda a Hal 9000, el gran personaje del filme que, a pesar de no tener rostro ni cuerpo, adquiría un papel protagonista en la cinta? Aquel súper ordenador que controlaba todas y cada una de las funciones de la nave espacial Discovery era tan sólo un personaje de ficción perteneciente a un futuro de ciencia ficción que, sin embargo, desde nuestra perspectiva actual adquiere la categoría de verosímil.

 

Los grandes avances desarrollados en el campo de la domótica en los últimos años y los progresos técnicos que se están llevando a cabo actualmente hacen posible que, hoy en día, la inteligencia artificial esté presente en nuestras vidas e incluso acceda al interior de nuestras viviendas. El objetivo: una tecnología integrada en nuestro ámbito cotidiano y al servicio de nuestras necesidades y demandas.

 

La domótica permite convertir cualquier casa en un hogar inteligente, ofreciéndonos la posibilidad de supervisar, automatizar y controlar los electrodomésticos de nuestra vivienda. Incluso existen ya aplicaciones específicas para controlar todas esas funciones desde nuestro teléfono móvil o tablet.
El sector de la domótica en España ofrece datos muy positivos gracias a la demanda creciente de soluciones enfocadas al ahorro y la eficiencia energética que demanda el mercado. En cuanto a las cifras del sector, la facturación en nuestro país se situó en 144,4 millones de euros, según recoge el estudio realizado por CEDOM ‘Tendencias del Mercado Español de Domótica e Inmótica 2011′.

 

Inteligencia artificial en lo cotidiano

Llamamos domótica al conjunto de sistemas capaces de automatizar una vivienda, aportando servicios de gestión energética, seguridad, bienestar y comunicación, y que pueden estar integrados por medio de redes interiores y exteriores de comunicación, cableadas o inalámbricas, y cuyo control goza de cierta ubicuidad, desde dentro y fuera del hogar. Se podría definir como la integración de la tecnología en el diseño inteligente de un recinto cerrado, en este caso, nuestras viviendas.

 

Tecnología eficiente

Entre las distintas aplicaciones que destacamos, está la ya mencionada programación y ahorro energético, que permite una gestión eficiente de los distintos aparatos eléctricos del hogar mediante control remoto, enchufe, telefonía móvil y fija, Wifi… En este apartado se encuentra la calefacción (control de programación, encendido y apagado, zonificación, etc.), toldos y persianas, gestión eléctrica y de tarifas.

 

Otra aplicación significativa es la que nos permite una mayor comodidad en el día a día de nuestra vivienda. Aquí se incluye la iluminación (regulación de intensidad y automatización del encendido y apagado), el videoportero, gestión multimedia y del ocio electrónicamente.

 

Con respecto al aumento de la seguridad en nuestros hogares, la domótica permite crear una red encargada de proteger tanto los bienes patrimoniales, como la seguridad personal. Los dispositivos más populares en este campo son las alarmas de intrusión, que se utilizan para detectar o prevenir la presencia de personas extrañas en una casa o edificio. También los detectores volumétricos, que detectan la presencia de un posible intruso y los detectores y alarmas de incendios, de gas y escapes de agua. Destacan en este apartado los detectores de monóxido de carbono que se instalan en garajes para detectar posibles fugas.

 

El sector de las comunicaciones ofrece infinidad de aplicaciones: control remoto desde Internet, ordenador personal, mandos inalámbricos (PDA con Wi-Fi), informes de consumo y costes, transmisión de alarmas, intercomunicaciones, telefonillos y videoporteros, etc.

 

El área de la accesibilidad reporta importantes beneficios a personas con limitaciones funcionales o discapacidad, ya que favorece la autonomía personal con aplicaciones o instalaciones de control remoto de la vivienda.