El fracking, culpable de la factura eléctrica

El fracking, culpable de la factura eléctrica

El controvertido tema del fracking ha despertado protestas en diversas regiones españolas en las cuales los gobiernos autonómicos han autorizado las prospecciones exploratorias previas para una posible extracción de hidrocarburos mediante este polémico procedimiento. El Ministro de Industria José Manuel Soria explicó en una conferencia titulada “Reindustralización en España” que las reticencias en el uso de nuevas tecnologías como el fracking es, al menos en parte, responsable del mayor precio de la energía en España y Europa con respecto a países como Estados Unidos.

 

El fracking, culpable de la factura eléctrica

El fracking, culpable de la factura eléctrica

 

El conocido como fracking es un proceso de extracción de hidrocarburos que lleva aparejado un complejo sistema que incluye la presurización hidráulica del mineral de esquisto, perforando y creando pequeñas explosiones que rompen las rocas para liberar el petróleo o el gas natural que contienen. Para ello se necesita perforar un gran pozo que se inserte cientos de metros en la tierra. Además, se precisan grandes cantidades de agua, arena y productos químicos que son bombeados y canalizados bajo la tierra, creando así una salida que permite al gas escapar y haciendo posible su almacenaje.

Los defensores del fracking explican que esto posibilita el acceso a yacimientos de hidrocarburos prácticamente inaccesibles, y que están atrapados en el mineral subterráneo; mientras que los opositores a este sistema explican el negativo impacto ambiental que tiene la perforación, la cual causa la contaminación de las reservas de aguas subterráneas que acaban provocando una contaminación de la superficie, con el perjuicio para la flora y fauna local. Además, el fracking es a menudo acusado como sospechoso habitual en casos de terremotos ocurridos cerca de pozos de extracción que utilizan dicho sistema.

Sin embargo, y pese a las dudas que este método suscita acerca de su impacto ambiental, la necesidad de hidrocarburos está incitando a los gobiernos de medio mundo a otorgar licencias de extracción, haciendo caso omiso a los posibles efectos a largo plazo.

El fracking es ampliamente usado como método de extracción de gas en los Estados Unidos, y se calcula que mediante este procedimiento se extraen alrededor de 5 trillones de metros cúbicos de gas natural en el país transatlántico cada año, lo que es igual a un cuarto de la producción total del país.

El gobierno español ha justificado su apoyo al fracking aduciendo las necesidades energéticas del país, “la extracción de hidrocarburos es una actividad estratégica para España, y está ampliamente justificada por la gran dependencia energética del país, así como por los efecto negativo que tiene la compra energía a países extranjeros en la balanza comercial” Según las mismas fuentes, la dependencia de fuentes de energía externas provoca un desajuste en nuestra balanza que inflaría el precio de la energía eléctrica.

Por su parte, José Manuel Soria ha evitado aludir al hecho de que los precios de la energía eléctrica en España son más caros, pero sí ha culpado de las ‘diferencias’ entre Europa y Estados Unidos a las influencias ideológicas. Además, ha lamentado el hecho de que los gobiernos regionales tengan el poder de bloquear proyectos de extracción de gas de esquisto mediante el uso de fracking. “El gas procedente del mineral de esquisto, ha dicho el Ministro, es en la actualidad la mayor revolución energética de nuestro tiempo” y su impacto es tan importante que ha cambiado la política energética de los Estados Unidos, donde el precio del gas es una tercera parte del precio europeo.

El Ministro Soria se muestra contrario a la idea de que cada una de las 17 Comunidades Autónomas que conforman España tenga la posibilidad de decidir acerca de que la prospección mediante fracking, u cualquier otro procedimiento de extracción sea permitida o no dentro de su territorio. Esto evita, ha dicho, que el gobierno pueda implementar una “política energética común para España”.

Europa investiga el proteccionismo energético

Europa investiga el proteccionismo energético

Según las últimas noticias la Unión Europea ha puesto en marcha una investigación que tiene como objetivo determinar si once estados miembros están pagando subsidios ilegales a los proveedores de energía eléctrica, a través de la concesión de ayudas para evitar apagones.

Esta investigación formaría parte del intento de las instituciones de la Unión Europea para establecer un marco común que pudiese unificar el mercado europeo de la energía. Este marco, conocido como la unión energética, investigará a los países que estén favoreciendo indebidamente las instituciones públicas, además de perseguir a aquellas empresas que estén privilegiando el uso de tecnologías propias menos eficientes.

La investigación de la comisión se centrará en estudiar los subsidios y sistemas de apoyo que tienen los diferentes gobiernos de la Unión para que la demanda de energía sea satisfecha en cualquier momento.

Bruselas advirtió de su preocupación acerca de que estos programas podrían impedir la libre circulación de energía eléctrica de forma transfronteriza, lo que dificultaría la unión energética y socavaría los principios del mercado único. Por su parte, las autoridades encargadas de vigilar por la libre competencia enviarán cuestionarios que gobiernos y empresas deberán responder. Los países que deben dar explicaciones son: Bélgica, Croacia, Dinamarca, Irlanda, Alemania, Francia, Suecia, Polonia, Italia y España, según apunta el prestigioso diario Financial Times.

La Comisaria de Competencia Margrethe Vestager ha dado prioridad a una reorganización del sector energético europeo. El cuestionario y la investigación de este pasado miércoles ha llegado tan solo una semana después de que se iniciara un caso contra la todopoderosa Gazprom –empresa de tintes monopolísticos que contra la exportación de crudo en Rusia- que controla más de un tercio del gas que recibe nuestro continente. “La investigación sectorial envía una clara señal a los Estados Miembro sobre el respeto que deben tener acerca de las normas sobre ayudas estatales a este sector, y sobre el compromiso de creación del mercado energético común”, expresó la comisaria Vestager.

Por otra parte, mientras que la Comisión Europea se preocupa por estos mecanismos anti-apagones, algunas voces críticas creen que Europa debería preocuparse más por obtener fuentes de energía menos contaminantes. Este es el caso de T. Conolly, consultora en materia de energía en Greenpeace: “Europa debería centrarse en la eliminación gradual del carbón y la sustitución de las energías fósiles por renovables y por una mejora de la eficiencia energética”.

Mejorar el flujo libre de la electricidad en el continente es uno de los mayores retos a los que se enfrenta la Comisión Europea, ya que el tema está lleno de puntos de conflicto entre naciones. Según Financial Times, una de las principales mentiras en todo este lío se ha dado precisamente en la frontera hispanofrancesa de los Pirineos, donde Francia, país que produce la mayor parte de su energía gracias a la industria atómica, se ha mantenido hostil hacia un posible flujo de energía limpia excedente procedente de España.

Funcionarios de competencia de la Unión hacen hincapié en que la investigación no es en ningún caso un intento por intervenir en las políticas energéticas de los distintos Estados Miembros, sino de examinar si algunos gobiernos están pasando por alto de forma deliberada opciones más limpias, sostenibles y económicas, desafiando así las normas de la libre competencia.

Energía eólica en Europa

Energía eólica en Europa

El pasado 22 de abril se celebró el día del planeta Tierra. La idea es crear conciencia de la necesidad de implantar las energías renovables como una forma de dar continuidad a nuestro hogar. La Unión Europea exige que sus Estados miembro mejoren hasta AA 27 % de la cuota en energías de este tipo para el año 2030, lo que supondría un 23 % más de la electricidad generada en Europa por estos procedimientos en 2012. De este modo, la energía eólica está en aumento, sin embargo, su éxito depende de las políticas con respecto a energías limpias de los diferentes países europeos, que repercuten negativamente en la economía, pues suponen un incremento de la factura eléctrica.

 

Energía eólica en Europa

Energía eólica en Europa

 

Existen diferentes razones por las cuales muchos países de nuestro entorno están priorizando la energía eólica. Según Poul Erik, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Dinamarca, en Roskilde, “cuando este tipo de energía comenzó a usarse hubo un interés particular muy fuerte en algunos países, particularmente en Dinamarca, España y Alemania”. Lo curioso es que al principio no hubo una voluntad política de apoyar económicamente estas actividades, lo cual repercutió en poco apoyo financiero. En la actualidad, Alemania y España poseen la mayor red de molinos eólicos y la mayor capacidad energética a partir de éstos de toda Europa. Según los expertos, esto ha creado una brecha entre aquellos países que poseen apoyo estatal a este tipo de políticas energéticas, de aquellos que no, tal y como apunta la web www.phys.org.

Al mismo tiempo, la política de energías renovables de cada país tiene un impacto en la factura de la electricidad. Como resultado, los consumidores de los principales países involucrados en mejorar la renovabilidad de sus fuentes energéticas: Dinamarca, Alemania y España pagan los precios más altos de toda Europa en su factura eléctrica. Por ejemplo, según Poul Erik “ En Dinamarca una gran parte del precio al por menor de la energía tiene su origen en los gravámenes derivados de los impuestos”. Además, “la energía eólica aún no es capaz aún de ofrecer una competencia seria a los combustibles fósiles, pues no existe una homogeneidad en la red, es decir, no se puede ofrecer en cualquier punto del país”, como apunta Barbara Breitschopf, experta en política energética del instituto alemán Fraunhofer para Sistemas e Innovación.

Por otra parte, al precio final de este tipo de energía se suman los recargos que aparecen en las facturas de los consumidores y que se deben a las subvenciones concedidas por los Estados a los principales operadores, que deben desarrollar este tipo de energías verdes, explica la experta alemana. Sin embargo, cuando en Alemania existe una gran cantidad de energía de este tipo almacenada, este hecho puede reducir de manera considerable el precio de la electricidad en los mercados de commodities, es decir, en los mercados de futuros, lo que supondría un ahorro del precio para los operadores. Sin embargo, Breitschopf advierte que incluso con esta reducción del precio, el recargo sigue siendo mayor que el ahorro energético producido por el excedente puntual, por esta razón, no existe rebaja final del precio de la energía eólica para el consumidor.

“Los consumidores no perciben los beneficios de la disminución del precio en el mercado, pues estas rebajas son eliminadas por el aumento en la tasa impositiva y los gastos de apoyo a las políticas renovables”, advierte Giuseppe Lorubio, jefe de la unidad de ventas a los consumidores del sindicato de la industria eléctrica en Europe Eurelectric, en Bruselas, Bélgica. A pesar de la actual situación del mercado de la energía eléctrica de origen renovable, Lorubio se muestra optimista y cree que a medida que aumente el apoyo a este tipo de energías, los costos, incluidas las ayudas estatales, pueden no exceder los costos y convertir la energía no sólo en más limpia, sino por fin, en más barata.

Porteros automáticos

Porteros automáticos

Si está cansado de su viejo telefonillo de siempre, que apenas se oye y que no le permite ver quién llama a su puerta, sepa que está de suerte, porque por el mismo precio de los viejos porteros automáticos, hoy existe una increíble gama de nuevos artilugios capaces de grabar a aquellas personas que han venido a visitarle mientras no estaba, o de ofrecerle la posibilidad de contestar a la llamada a su puerta en modo ‘manos libres’.

 

Porteros automáticos

Porteros automáticos

 

Para elegir qué producto necesita, lo primero es preguntarse por sus necesidades o las de su comunidad de vecinos, sin olvidar que también es conveniente conocer las nuevas posibilidades que ofrece este sector antes de decidirse. Tres son los principales porteros automáticos disponibles en el sector.

El telefonillo tradicional

Este sistema le ofrecerá comunicación vía audio con aquellas personas que llamen a su puerta. El sistema está compuesto por una placa en un lugar cercano a la puerta de entrada al domicilio y un teléfono instalado en su vivienda. Actualmente existen innovaciones en los antiguos modelos, por ejemplo, hoy podemos encontrar modelos en los que el teléfono para contestar es inalámbrico, e incluso algunos que cuentan con sistemas para contestar sin usar las manos. Esta nueva tecnología facilita la vida a personas con movilidad reducida, a las que les cueste mucho tiempo y esfuerzo alcanzar el clásico telefonillo.

El videoportero

Si optamos por este dispositivo, la placa instalada en la calle incluirá una pequeña cámara. El dispositivo que tendremos en casa dispondrá de una pequeña pantalla que antiguamente funcionaba en blanco y negro, pero que en los modelos actuales es plana y a color, ocupando una superficie reducida de la pared. Esto es una gran ventaja con respecto a los antiguos videoporteros, que requerían de más espacio por las antiguas pantallas más grandes y que ofrecían una menor durabilidad.

Algunos de los modelos más innovadores de videoportero incluyen interesantes funciones, como la posibilidad de grabación de las imágenes. Esta nueva capacidad resulta muy atractiva en comunidades de vecinos o pisos, pues puede disuadir a ladrones o vándalos, funcionando como portero y sistema de seguridad al mismo tiempo.

El videoportero con grabación puede ayudar en este tipo de situaciones y es elegido principalmente en comunidades de vecinos conflictivas. Otra de las utilidades de este sistema es la posibilidad de mostrar quién ha llamado a la puerta mientras no estábamos. De este modo, el sistema alerta al propietario en caso de que haya recibido una visita que esperaba, mientras se encontraba ausente. Otra de las innovaciones interesantes es la posibilidad de realizar grabaciones de video incluso durante una noche cerrada. No se preocupe si teme que su videoportero quede inservible por falta de luz, pues estos dispositivos incluyen sistemas de visión nocturna.

Videoporteros IP

Pero si realmente se quiere un control total del acceso a casa se esté donde esté, la solución definitiva viene de la mano de Internet y los videoporteros ip. ¿Se imagina contestar a la puerta de casa desde miles de kilómetros de distancia, pudiendo incluso permitir el acceso a su vivienda a distancia? Parece ciencia ficción, pero actualmente es posible gracias a este tipo de videoporteros capaces de mostrarnos quién llama a nuestra casa, conversar y abrir nuestra puerta a través de nuestro ordenador, tablet o smartphone.

Este sistema puede resultar útil si viajamos a menudo, y además puede ser de ayuda para solucionar emergencias imprevistas en casa: como un grifo abierto que amenace inundación, o haber olvidado a nuestra mascota dentro y encontrarnos a decenas de kilómetros. Aun así, este sistema depende de que nuestra conexión a Internet funcione correctamente, por lo conviene no perder la costumbre de dejar nuestras llaves a algún vecino de confianza.

Ventajas de la iluminación LED

Ventajas de la iluminación LED

La luz Led es la última tecnología en eficiencia energética para iluminación. LED es el acrónimo de “Light Emitting Diode”, un semiconductor basado en el silicio capaz de transformar la electricidad en luz.

La súper-eficiencia energética de este tipo de iluminación nos permite obtener la misma luz incandescente que produce un foco halógeno con, aproximadamente, un 85 % de ahorro en gasto energético, lo cual se traduce en importantes descuentos en nuestra factura. Por si fuera poco, las LED poseen una longevidad potencial mucho mayor que otros tipos de iluminación: con un promedio de entre 25.000 y 50.000 horas de vida útil, las led casi triplican a sus mejores competidoras, las CFL – que poseen entre 8.000-15.000 horas de vida potencial- y multiplican por 10 y hasta por 50 la vida útil de la tecnología halógena e incandescente respectivamente, que se estima que pueden llegar a durar entre 1.000 y 5.000 horas.

¿Qué otros tipos de iluminación existen?

Las lámparas incandescentes son nuestras bombillas clásicas, parecidas al tradicional modelo de “Edison” y que se iluminan gracias a un pequeño filamento que cruza dos barras de metal en el centro de la bombilla.

Diferentes regulaciones legales referentes principalmente a medioambiente han impulsado la retirada de este modelo, en favor de una iluminación menos contaminante, convirtiéndolas en pocos años en historia. El principal problema radica en su ineficiencia a la hora de convertir la energía en luz. Este tipo de bombilla solo es capaz de aprovechar entre un 5 y un 10 % de la energía eléctrica que recibe, convirtiendo el resto en calor. Esto supone un derroche energético importante, tanto para el consumidor como para el entorno natural, que sufre las consecuencias de una demanda eléctrica desorbitada y malgastada.

Bombillas halógenas

Las lámparas o bombillas halógenas son similares a las bombillas clásicas, sin embargo, éstas envuelven el filamento incandescente con gas halógeno a bajas presiones, lo que permite mayor eficiencia energética y mayor iluminancia. Este tipo de lámparas ha sido elegido, en la mayoría de ocasiones como el sustituto idóneo de las bombillas incandescentes.

Más actuales aún son las bombillas eco-halógenas o de bajo consumo, que mejoran la eficiencia de los primeros halógenos hasta un 30 % y son capaces de mayor luminosidad.

CFL (Compact Flourescent Lamp)

Son luces fluorescentes, es decir, se iluminan gracias a la incandescencia que se produce cuando se activa el gas con electricidad. Funcionan de la misma forma que los viejos tubos de neón, pero los avances tecnológicos han permitido que podamos crear tubos más pequeños, de formas más complejas y con gases que nos den mejores resultados. Las CFL se caracterizan por una luminosidad blanca y un borne o rosca más grueso. Algunas de las bombillas más utilizadas poseen intrincadas helicoides de cristal, mientras que otras simplemente unen 3 pequeños tubos blancos. A pesar de su apariencia es limitada, las lámparas CFL son capaces de mejorar un 80 % la eficacia energética de una bombilla incandescente tradicional. Las CFL son la principal competencia de la luz LED.

Ventajas y desventajas de la Luz LED

Pero la tecnología de diodos (LED) presenta algunas ventajas específicas con respecto a sus competidoras. Mayor durabilidad: su precio es mayor, pero su duración compensa el desembolso con creces. Luz direccional y decorativa: a diferencia de la luz CFL o halógena, es muy fácil obtener diferentes tonalidades utilizando luces LED, lo que las convierte en candidatas perfectas para todo tipo de usos decorativos. Si, además, preferimos luz específica para puntos concretos y no para espacios, las lámparas LED también ofrecen ventajas con respecto a sus competidoras, que son preferibles para iluminar espacios amplios. Intensidad, consumo y futuro: la tecnología LED permite obtener más de 100 lumens por vatio y se prevé que el mercada de este tipo de lámparas llegue a multiplicarse por 12 en la próxima década, lo que las convierte en la mejor opción de futuro.

El país de la energía limpia

El país de la energía limpia

¿Se imaginan un país en el que el cien por cien de la energía fuese limpia, un lugar en el que los hidrocarburos formaran parte del pasado?. Parece el inicio de un relato futurista, pero lo cierto es que ese país existe y se llama Costa Rica. La república centroamericana ha conseguido lo que parecía imposible: abastecerse exclusivamente de energía renovable en lo que llevamos de 2015.

 

El país de la energía limpia

El país de la energía limpia

 

El territorio de Costa Rica comprende desde el Océano Pacífico hasta el Mar Caribe, lo que supone un total de 200 millas, y su clima se caracteriza por temperaturas suaves y abundantes lluvias a lo largo de todo el año. Precisamente ha sido su peculiar climatología y, en concreto, las continuas precipitaciones registradas, las que han hecho posible prescindir de los combustibles tradicionales.

AY es que, a lo largo del primer trimestre del año, se han llenado los embalses de varias plantas hidroeléctricas costarricenses. En concreto, los cuatro que daban suministro a las principales generadoras de energía, de manera que el país ha podido proveerse de electricidad limpia y funcionar con un rendimiento óptimo. Además de la energía hidroeléctrica, Costa Rica ha completado su suministro con otras fuentes también limpias, como la solar, eólica, geotérmica o la biomasa, según han indicado fuentes del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

El hecho de que para abastecer la red del país no haya sido necesario recurrir a los hidrocarburos supone un importante avance en lo que al desarrollo sostenible se refiere, y más si tenemos en cuenta que Costa Rica dispone de un elevado grado de cobertura energética (llega a casi un 95 por ciento de los hogares), lo que la lleva a ocupar el segundo puesto en calidad eléctrica del ranking del continente latinoamericano.

Lo cierto es que este hito energético repercute de manera positiva tanto en el ecosistema del país como sobre la calidad de vida de la población, que no se ve afectada en su día a día por los altos niveles de contaminación que se dan en las principales capitales del planeta, y que llevan a los distintos Gobiernos a tomar medidas de urgencia.

Por otra parte, el uso de energías renovables ha supuesto una notable disminución del precio de la factura de la luz, un doce por ciento, según las estimaciones del organismo energético estatal costarricense; una tendencia a la baja que se prevé que se mantenga a lo largo de los próximos meses, con el consiguiente ahorro para el bolsillo de los consumidores.

Costa Rica no comenzó ayer su camino hacia la independencia de los combustibles fósiles. Las políticas energéticas del país siguen, desde hace años, una política que se basa en una clara apuesta por la explotación de recursos alternativos a los hidrocarburos. De hecho, el pasado año la energía hidroeléctrica supuso el 80 por ciento del total de la producción nacional, seguida de la geotérmica, que representa alrededor del 13 por ciento del total. En este sentido, hay que tener en cuenta que el país caribeño presenta una importante actividad volcánica subterránea, lo que permite contar con una fuente renovables también en épocas de escasas precipitaciones.

En esta clara apuesta por el aprovechamiento del calor que emana de la Tierra, el Gobierno costarricense aprobó recientemente un proyecto presupuestado en alrededor de mil millones de dólares, para edificar tres nuevas plantas de producción geotérmica. Esta diversificación energética acerca al país al objetivo de alcanzar la neutralidad en sus emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, un reto que, aunque ha sido fijado para el año 2021, parece que el país presidido por Luis Guillermo Solís podrá conquistar antes de la fecha prevista.

La segunda vida de las bombillas

La segunda vida de las bombillas

El reciclaje es una gran cadena de esfuerzos en la que cada ciudadano desempeña un papel decisivo para construir un futuro sostenible. Cuando se trata del campo de la electricidad, tan presente en nuestras vidas, debemos prestar una especial atención a la norma de las tres ‘R’: reducir, reutilizar y reciclar. En el caso concreto de las bombillas, existen determinados preceptos a tener en cuenta. A lo largo de esta entrada señalaremos el tipo de luminarias que podemos reciclar, cómo y dónde hacerlo y la normativa específica sobre esta cuestión.

Una vez terminada la vida útil de los aparatos eléctricos y electrónicos, como bombillas de bajo consumo y de descarga, tubos fluorescentes, rótulos luminosos y luminarias de emergencia, entre otros, debe realizarse una adecuada gestión de estos residuos. La razón es que este tipo de aparatos contienen en su interior ciertas cantidades de mercurio que deben manipularse con todas las garantías para evitar su liberación al medio ambiente, ya que aunque en mínimas cantidades no suponen un peligro, podrían llegar a ser un problema si se generaliza su expulsión.

Llegados a este punto hay que tener en cuenta que no todas las lámparas y bombillas pueden reciclarse. Así, se reciclan los fluorescentes, lo que se conocen popularmente como bombillas ahorradoras, las luces de descarga, los LED’S y las luminarias. No se reciclan las bombillas de filamentos (las bombillas convencionales) ni los focos halógenos. Con todo, todas ellas deben depositarse en puntos específicos para una correcta gestión de sus materiales.

Normativa RAEE
Las normativa específica que rige la manipulación y reciclaje de los RAEE (aparatos eléctricos y electrónicos) es el Real Decreto 208/2005, que tiene como objetivo la gestión eficaz de este tipo de residuos y aparatos para garantizar una adecuada gestión medioambiental, tras finalizar su vida útil.

Los RAEE son aparatos eléctricos y electrónicos que necesitan para funcionar corriente eléctrica o campos electromagnéticos, destinados a ser utilizados con una tensión nominal no superior a 1.000 V en corriente alterna y 1.500 V en corriente continua. En el momento en que el propietario de estos aparatos decide deshacerse de ellos, tanto si se generan en los hogares como por uso profesional se convierten en residuos RAEE.

Como se ha señalado anteriormente, la obligación de tratar estos residuos de un modo especial viene dada por el Real Decreto 208/2005, que marca las obligaciones y responsabilidades de todos los agentes implicados. Este decreto es una trasposición de una normativa específica europea, la Directiva 2022/96/CE sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE).

A la hora de deshacernos de las bombillas y luminarias que ya no nos son útiles debemos tener en cuenta que, debido a sus características y composición, no podemos depositarlas en el contenedor de basura orgánica. Hay, por el contrario, que depositarlas en puntos específicos, lugares adecuados para este tipo de productos eléctricos que, en la Región de Murcia, reciben el nombre de ecopuntos o puntos limpios.

Estos ecopuntos acogen residuos que van desde pilas y baterías hasta aceites, bombillas y fluorescentes, latas de pintura, etc. Se trata de facilitar la recogida de estos aparatos o productos especiales que no tienen cabida en el resto de contenedores de basura selectiva: el verde oscuro, para los restos orgánicos; el amarillos, para bricks y envases ligeros; el verde claro, para vidrio; y el azul, para cartón y papel.

Los ecopuntos son servicios móviles que se instalan, aproximadamente, una vez a la semana en los distintos barrios. Una vez recogidos, se llevan a la Planta RAEE de Cañada Hermosa, donde se lleva a cabo un tratamiento correcto y seguro de los aparatos eléctricos y electrónicos en desuso.

El objetivo es fomentar su reutilización y valorización (en este caso, del tipo de bombillas cuyas características las hacen reutilizables), reducir la peligrosidad de sus componentes, así como una gestión adecuada y profesional, aumentando la protección del medio ambiente.

 

Electricidad y salarios: un alarmante desequilibrio

Electricidad y salarios: un alarmante desequilibrio

La asociación de consumidores FACUA ha alertado, en uno de sus últimos informes, sobre el alarmante desequilibrio que se viene registrando entre el salario medio de las familias españolas y el alto coste de la factura de la luz. En concreto, esta asociación sin ánimo de lucro denuncia que en la última década (desde el año 2004 hasta el 2014), el precio de la luz se ha encarecido un 73 por ciento, una cifra alarmante que contrasta con las bajadas continuas de los salarios en los distintos sectores profesionales.

La mayor preocupación viene dada por el hecho de que la luz, al igual que el agua y los productos básicos de la cesta de la compra, son gastos fijos a los que las economías familiares deben hacer frente cada mes de forma obligatoria, además de otro tipo de partidas que varían en función de las cargas domésticas de cada unidad familiar, como puede ser la hipoteca, el pago del alquiler o el gasto sanitario.

El hecho de que los precios de la luz se hayan disparado viene agravado por el problema salarial: en nuestro país los sueldos han disminuido un 5 por ciento a lo largo de los últimos seis años, según apuntan desde la Organización Mundial de Trabajo, una bajada que alcanza el 20 por ciento en determinados sectores, donde el recorte salarial ha sido tan drástico que ha generado una nueva realidad: españoles que, a pesar de tener un puesto de trabajo, no consiguen llegar a final de mes y requieren la ayuda de los Servicios Sociales.

Hay otras fuentes que indican que los salarios brutos han aumentado un 13,5 por ciento desde el año 2006 hasta el 2013. Con todo, este aumento supone tan sólo la cuarta parte de la subida del precio de la luz y al mismo habría que restarle el pago a la Seguridad Social y las retenciones del Impuesto de la Renta sobre Personas Físicas (IRPF).

La asfixia económica de muchas de estas familias les lleva, en ocasiones, a tener que decidir y priorizar el pago de las facturas y gastos domésticos, de forma que, como ya señalamos en una entrada anterior, el fenómeno de la pobreza energética es ya, desafortunadamente, una realidad en nuestro país. Núcleos familiares que se ven obligados a prescindir de la luz ya sea porque la compañía les ha dejado sin suministro por impago, o bien porque tienen que reducir al máximo su consumo para poder hacer frente a la factura mensual.

Su limitada capacidad económica, incluso teniendo un empleo o recibiendo una pensión, les obliga a reducir de forma drástica el uso de la luz y, en el peor de los casos, a tener que subsistir sin electricidad. Esto repercute de manera directa en la calidad de vida de estas familias y afecta especialmente a niños y ancianos en periodos del año donde se registran temperaturas mínimas o máximas muy acusadas.

Estas cifras indican que una familia media española tendría que abonar 385 euros más al año que hace una década. En concreto, el precio medio se situaría en 76 euros al mes, frente a los 44 euros de 2004. Hay que tener también en cuenta que desde 2007 hasta ahora este considerable aumento del coste de la luz es del 52 por ciento, es decir, más del doble.

El Gobierno central no permanece ajeno a esta realidad y para este año 2015 ha decidido congelar lo que se conocen como ‘peajes’ o ‘tarifas de acceso’, la cantidad fijada por el propio Ejecutivo que grava el uso de las redes eléctricas, el transporte de la energía y su distribución. En principio, el hecho de no incrementar los peajes hará que la factura de la luz dependa de forma exclusiva del precio kilowatio. El objetivo es aliviar la difícil situación económica por la que atraviesan muchas familias españolas. Ahora falta que las medidas políticas se reflejen en un descenso real de la factura.

Último mes para el cambio de antenas

Último mes para el cambio de antenas

Como ya les veníamos avisando desde Jefer Instalaciones y Mantenimientos Integrales, el plazo para cambiar las instalaciones de antenas de hogares y edificios fue ampliado por el Gobierno hasta el 1 de Abril, por lo que aquellas comunidades de vecinos o particulares que aún no se hayan adaptados a las nuevas normativas deberán darse prisa y solicitar la actualización del sistema de recepción, si desean seguir disfrutando de la Televisión Digital Terrestre (TDT) el próximo mes.

El proceso responde a la necesidad de dar espacio a la nueva tecnología 4G, que en breve proporcionará a los usuarios de telefonía móvil nuevas posibilidades gracias a una más rápida transmisión de datos. El problema es que para implementar esta nueva tecnología móvil, el gobierno debe antes liberar algunas de las frecuencias que actualmente son usadas por la TDT.

Si usted no sabe aún si su sistema estará obsoleto el próximo mes, no dude en llamarnos y desde Jefer le atenderemos dándole un diagnóstico rápido y actualizando sus receptores en caso necesario. Jefer Instalaciones es un instalador autorizado, por lo que todo lo que tendrá que hacer es dejarlo en nuestras manos.

En caso de que usted represente a una comunidad de vecinos, ya sea como presidente o administrador, debe saber también que puede beneficiarse de ayudas públicas para sufragar los gastos de este cambio en su comunidad. Si aún no lo ha solicitado, deberá dirigirse a la web www.televisióndigital.gob.es. Una vez que su instalación haya sido puesta al día, deberá acreditar los cambios presentando dos documentos: la factura y el boletín de la actuación que le serán entregados por su instalador oficial al terminar el trabajo.

Tras esto, y siguiendo un sencillo proceso, puede optar a ayudas de entre 100 y 550 euros dependiendo del número de amplificadores que hayan sido colocados en su comunidad. Las solicitudes de ayuda serán aceptadas para intervenciones realizadas hasta el 30 de Junio de 2015. A tener en cuenta también es que las comunidades deberán disponer de un NIF y de una cuenta bancaria, en la cual recibirán el importe una vez satisfechos los trámites.

Les recordamos que estas ayudas estatales sólo pueden solicitarse si la actualización ha sido realizada por aquellas empresas que están inscritas en el Registro público de empresas autorizadas para la instalación de Telecomunicaciones tipos “A” o “F”. Este registro puede consultarse de forma pública y gratuita en la web anteriormente citada.

El proceso de cambio de instalaciones responde a un proceso llamado liberación del dividendo digital. Este cambio viene impulsado por una normativa europea para, como les decíamos, favorecer la llegada de la nueva tecnología 4G. Para ello es necesario que algunos canales cambien su frecuencia de emisión. Lo que ocurrirá a partir del 31 de Marzo es que los canales ya no emitirán simultáneamente en su antigua y su nueva frecuencia, produciéndose un apagón de la frecuencia antigua. De este modo, aquellos usuarios que aún no se hayan adaptado al nuevo sistema, simplemente dejarán de poder ver algunos de los canales habituales. Si usted ha detectado que en su televisión existen canales repetidos, puede que su sistema ya esté adaptado, pero lo mejor que puede hacer es consultarlo con profesionales.

Es un error común pensar que la nueva actualización mermará el número de canales de televisión que usted disfrutaba hasta ahora. Debe saber que sucede todo lo contrario: desde ahora no sólo aumentará la oferta de canales, sino que además se favorecerá la alta definición. Con todo, si tras haber realizado la nueva instalación no consigue ver el mismo número de canales que recibía con anterioridad, no dude en ponerse en contacto con la oficina virtual del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, pues han lanzado una web destinada a solventar este tipo de incidencias.