La electricidad más cara de Europa

La electricidad más cara de Europa

Según el último informe de Eurostat, España es el 4º país con la electricidad más cara de la Europa de los 28, y el 3º en precio del gas natural. El informe, actualizado el pasado día 27 de mayo, apunta a una subida en el precio de la electricidad de cerca de un 5 %.

 

La electricidad más cara de Europa

La electricidad más cara de Europa

 

Nuestro país solo es superado en precio por el pódium de los 3 más caros del continente, que son Dinamarca, Alemania e Irlanda, respectivamente.

Sin embargo, a diferencia de Dinamarca y Alemania, el porcentaje del precio dedicado el pago de impuestos y demás tributos al Estado es mucho menor que en los nórdicos, lo que indica que la energía eléctrica española es mucho más cara, si no tenemos en cuenta los impuestos, de lo que se paga en estos dos países.

Además, a diferencia de Dinamarca y Alemania, donde gran parte de estos impuestos están dedicados a la mejora de las infraestructuras y a la búsqueda de alternativas energéticas limpias, España no ha dejado de recortar en nuevas tecnologías en los últimos años. Los expertos apuntan, sin embargo, que el precio de la energía eléctrica en la Unión Europea depende de condiciones y factores diferentes que atañen, no solo a la oferta y la demanda, sino también a los costes del mantenimiento de la red, la situación geopolítica, las condiciones orográficas y climáticas, así como a los impuestos y fiscalidad.

El estudio analiza el consumo en los hogares y las industrias, entendiendo por hogares aquellos puntos relacionados con una banda de consumo medio en electricidad entre los 2. 500 y los 5. 000 kWh. Siguiendo esta metodología, el precio de la electricidad aumentó un 4,1 % en España en la última mitad del pasado año, mientras que la media europea lo hizo tan solo un 2,9 %. Los países que mayores subidas han sufrido durante el pasado año son Francia con un 10,2 % y Luxemburgo con un 5,6 %.

Precio fijo de Iberdrola

Por su parte algunas empresas eléctricas españolas están lanzando promociones que pretenden ofrecer a los consumidores una especie de tarifa plana eléctrica, que impida que las oscilaciones del precio afecten al presupuesto de los hogares.

Para evitar las fluctuaciones y movimientos bruscos del precio de la electricidad, a menudo por culpa de la especulación financiera en este tipo de mercados, Iberdrola ha lanzado una propuesta de precio fijo. La oferta posee dos versiones, la primera por un año y la segunda por tres años. De este modo, aquellos consumidores que deseen prevenir el gasto exacto en el futuro podrán hacerlo cómodamente gracias a estas tarifas.

Para poder acceder a esta oferta, Iberdrola pone una serie de requisitos, como tener una potencia contratada de más de 10 kW, así como el hecho de que cada contrato se negocia individualmente con el cliente y su consumo dependerá de la posibilidad de mayor o menor descuento.

Algunas voces alertan de que esta medida llega justo cuando la facturación horaria está a punto de ponerse de nuevo en vigor, es decir, pagar un precio distinto por la energía en función de la hora a la que se consuma; así como la oferta de precio fijo, que permitirá pagar una cuota mensual no variable, abonando al final del año la diferencia entre la cuota y el gasto energético real.

Estas dos medidas favorecen a aquellas personas que poseen sistemas de calefacción centralizados y eléctricos, ya que pueden calentar sus hogares durante la noche, beneficiándose de un importante descuento. Del mismo modo, aquellas tareas que requieran de mayor gasto energético, como lavadoras, lavavajillas o calentadores eléctricos de agua caliente podrán programarse durante la noche, ahorrando mucho dinero.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


dos × = 18

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>