Dependencia energética en España

Dependencia energética en España

Uno de los problemas que más afectan al precio de la electricidad en nuestro país es la conocida como dependencia energética. Este fenómeno se caracteriza por producir menos energía de la que se consume, lo que crea un déficit que se subsana con la compra de excedentes energéticos a países exportadores.

 

Dependencia energética en España

Dependencia energética en España

 

Este hecho produce un encarecimiento de la energía, así como una dependencia de los precios que fijen las naciones exportadoras o los mercados internacionales sobre el precio de las distintas fuentes energéticas: crudo, gas, electricidad, etc. El resultado es de sobra conocido, el bolsillo de los consumidores es el que finalmente sufre la dependencia energética y se dice que lastra el crecimiento de la economía, pues los beneficios de las actividades económicas tanto en el sector industrial como en el de servicios, dependen en gran medida de una energía asequible al bolsillo de empresas y consumidores domésticos.

Pero, ¿qué ocurre en España?

La lista europea de la dependencia energética sitúa a España como el segundo país con un porcentaje mayor, de entre los cinco que más consumo energético poseen en la Unión Europea, solo superada por Italia. Con una tasa del 73 %, España ostenta una tasa de dependencia energética en torno a un 20% mayor que la media de la Europa de los 28, que se sitúa en un 53 %. Con datos de 2014, España está casi 30 puntos porcentuales por detrás de Francia o Reino Unido, y todo ello a pesar de que según los expertos, nuestro país es teóricamente ‘el paraíso de las energías renovables’.

Las renovables en España

Y es que cuesta entender cifras tan altas de dependencia energética, cuando un estudio reciente realizado a petición de organismos europeo advierte que España podría haber alcanzado la autosuficiencia energética en 2014. Y es que en lugares como Cádiz se podría generar, tan solo mediante energía fotovoltaica, hasta un 160 % anual del consumo eléctrico de la ciudad, es decir, la ciudad andaluza podría producir un excedente de un 60 % con respecto a sus necesidades anuales. Pero las cifras no se quedan ahí, en Murcia, únicamente con energía fotovoltaica y entre los días 8 y 14 del mes de mayo, cada vivienda podría haber producido un 188 % de las necesidades de electricidad media de una familia durante ese período. Y estos datos se repiten en otras comunidades y lugares de España, según los estudios realizados por www.ecoserveis.net y que nos permiten acceder a datos actualizados de la energía limpia, que nuestro país sería capaz de producir con la infraestructura adecuada, basándose en datos meteorológicos reales.

No todo está perdido

A pesar de las trabas que en los últimos años los gobiernos españoles han puesto a la producción privada de energías renovablesvéase el impuesto al sol-, lo cierto es que en nuestro país crecen, tanto el consumo como la producción de este tipo de energías. Solo en 2012, el consumo de energía eólica y solar aumentó en nuestro país en torno a un 32 %.

Aun así, sorprenden las bajas cifras de uno de los países con más horas de sol de Europa, como es España. Recientemente, el gobierno del Reino Unido anunciaba que ha superado a España en producción de energía fotovoltaica, algo increíble si tenemos en cuenta la energía potencial que ambos países pueden obtener del sol, si nos basamos en las condiciones climáticas.

Y es una apuesta por las energías renovables en nuestro país supondría la consolidación de los avances en estas materias, que se han venido realizando en los últimos años. Avances que han situado a nuestro país en la vanguardia de las tecnologías relacionadas con las energías limpias.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


2 × = dos

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>