15 trucos para ahorrar en climatización

15 trucos para ahorrar en climatización

  1. Cierre las puertas y ventanas exteriores cuando el aire acondicionado está encendido. Puede ahorrar un poco más si no permite que el aire escape por los respiraderos de la cocina o el baño.
  2. Limpie o cambie los filtros de aire de su aire acondicionado al menos una vez al mes, de este modo mantendrá su aparato funcionando al máximo rendimiento energético.
  3. Asegúrese de que su aire acondicionado tiene una clasificación SEER o factor de eficiencia energética estacional, de 15, o al menos por encima de 8.50, es decir, A+++.
  4. Para ahorrar de forma automática configure el termostato en modo automático, para que alcance la temperatura de la forma más rápida y eficiente.
  5. Si su casa recibe mucho sol, bloquee su entrada con toldos, persianas, cortinas o incluso plantas. De este modo evitará que su casa se recaliente y ahorrará mucha energía en aire acondicionado.
  6. Si está construyendo su casa en estos momentos, debe saber que existen numerosos aislantes capaces de mantener la temperatura de su casa de forma mucho más eficiente que hace unos pocos años.
  7. El ventilador del techo debe girar en el sentido contrario a las agujas del reloj en verano, ya que así proyecta un chorro de aire compacto que produce una agradable sensación de frescor; durante el invierno, sin embargo, debe hacerlo en el sentido horario, pues mueve el aire de la estancia de arriba abajo, logrando igualar le temperatura de la estancia.
  8. Comprobar que las ventanas y puertas de su casa están correctamente cerradas y que no dejan escapar el calor o el frío de la estancia. De este modo podemos acondicionar la parte de la casa en la que estemos, en lugar de la casa al completo, ahorrando mucha energía.
  9. Si posee una chimenea, puede instalar mamparas de cristal, las cuales ayudarán a mantener el calor por más tiempo durante el invierno.
  10. Las chimeneas antiguas suelen ofrecer muy poca eficiencia energética, por lo que puede sustituirla por opciones más modernas y baratas: las estufas de pellet o las de bioetanol son opciones que además de mejorar la eficiencia, respetan y protegen el medio ambiente.
  11. Del mismo modo, los aires acondicionados antiguos son un verdadero despilfarro energético. Actualice su aparato de aire acondicionado y asegúrese de adquirir uno que le permite compensar el desembolso de la sustitución, con un ahorro económico importante en energía eléctrica.
  12. Es importante comprobar que no hay fugas en los techos de las casas. Colocar buenos aislamientos en el tejado de la casa es una forma de ahorrar energía a largo plazo.
  13. En verano, los ventiladores de aspas instalados en el techo son una opción muy interesante. Capaces de hacernos sentir hasta 4 grados más frescos, podemos mantener el termostato un poco más alto, lo cual supondrá un gran ahorro.
  14. Un termostato programable tanto en calefacción como en aire acondicionado es una forma inteligente de ahorrar dinero. Sabiendo que las horas centrales del día son las más calurosas por término medio, mientras que las nocturnas las más frías podemos prever nuestras necesidades y de este modo ahorrar una suma considerable.
  15. A veces, el aire acondicionado por conductos puede ser un enemigo de la eficiencia energética durante el invierno. Si la calefacción de su hogar no funciona a través de ellos, el calor escapará de las habitaciones por los huecos de estos conductos. Lo más inteligente es taparlos o sellarlos una vez acabe la temporada más calurosa. De este modo logrará que las estancias alcancen la temperatura deseada de forma más rápida y por tanto más eficiente.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− cuatro = 1

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>