Instalaciones eléctricas: aerogeneradores y autoconsumo

Instalaciones eléctricas: aerogeneradores y autoconsumo

Y es que el modelo ‘Piggott’ de aerogenerador se ha convertido en referencia mundial en este tipo de instalación de autoabastecimiento energético. Y no es para menos, pues gracias a no estar patentado, el manual para su producción y puesta en funcionamiento se ha traducido a decenas de idiomas, entre ellos el español.

 

Aerogenerador Piggott

Aerogenerador Piggott

 

Su inventor, un escocés llamado Huhg Piggott, fue uno de los pioneros en este tipo de elementos allá por los años 70, llegando a implantarlo en los Highlands. Pero no se quedó ahí y siguió mejorando esta tecnología durante más de 30 años, dando como resultado este increíble molino capaz de generar 1,5 kW de energía eléctrica con vientos fuertes, es decir, superiores a los 10 metros por segundo. El diámetro de sus hélices tiene 3,8 metros, las cuales se montan sobre un mástil de 12 metros de altura.

Del almacenamiento de la energía producida por este gigante se encargan las mismas baterías empleadas con las células fotovoltaicas y su generador es tan simple que tan solo consta de 2 partes: alternador y una parte mecánica.

El alternador es la parte encargada de transformar la energía cinética en electricidad, es decir, el movimiento se convierte en corriente eléctrica gracias a imanes y bobinas de cobre que rodean a otros imanes fijos y que conducen el campo electromagnético. Al superponer dos imanes con carga contraria éstos se repelen rápidamente y generan un campo que se transforma rápidamente en energía eléctrica.

Una de las partes más importantes de este sistema es la cola del aerogenerador. Gracias a ella, la hélice puede rotar sobre su eje y orientar su centro focal del artilugio hacia el punto cardinal exacto del cual procede el viento. El resultado es una eficiencia energética inmejorable.

Las ventajas de este tipo de instalación son enormes, ya que además del ser una energía limpia, los aerogeneradores de este tipo no requieren circuitos ni electrónica, todo es mecánico, por lo que su durabilidad es mayor. Además, es barato si lo comparamos con otros modelos: su contrucción completa tiene un coste aproximado de unos 4.000 euros. Su eficacia ha sido probada en numerosos países del mundo y tiene un mantenimiento sencillo y una instalación al alcance de todos.

La versión española del manual de instrucciones del Piggott podemos encontrarla en la siguiente web:

http://www.lavecindaria.org.ar/media/uploads/manual_de_autoconstruccion_de_generadores_eolicos_hugh_piggott.pdf

Si se animan, deberán proveerse de la madera necesaria para tallar unas hélices capaces de soportar vientos fuertes, siendo al mismo tiempo lo más eficiente posible en aerodináminca. No en vano, los mejores diseños de Piggott toman de las alas de los aviones supersónicos el modelo de diseño inteligente que maximice la potencia y los resultados.

Además, el mástil y la cola deberán confeccionarse de manera precisa para que no impidan o debiliten su funcionamiento. La ubicación también es clave para sacar el máximo rendimiento. Un lugar alto, sin edificios o montañas cerca es uno de los enclaves preferidos de los amantes de los aerogeneradores. En los Highland ‘tierras altas’ la proximidad al mar y la altitud convierten a esta zona en la Tarifa de Escocia.

Si se plantean instalar uno de lo estos aerogeneradores, existen modelos ya fabricados que pueden instalarse en tejados o campos abiertos. Su precio no es elevado teniendo en cuenta el ahorro que suponen a largo plazo.

Otro de los usos preferidos es dotar de energía eléctrica a aquellos lugares inhóspitos o en vías de desarrollo. Gran parte del éxito mundial del sistema de Piggott radica en este punto, pues personas de lugares como Palestina, Madagascar o Perú han logrado encender bombillas en los puntos más insospechados de su geografía gracias al ingenio de este generoso escocés.

Aire acondicionado: cómo ahorrar este verano (I)

Aire acondicionado: cómo ahorrar este verano (I)

Sacudidos por la ola de calor que amenaza con hacer saltar los termómetros de las zonas sur y central de España, el aire acondicionado es, sin lugar a dudas, uno de los mayores aliados que encontramos para paliar los efectos de este sofocante calor. En Jefer, especialistas en Instalaciones y Mantenimientos Integrales, podemos asesorarte sobre qué equipo se adapta mejor a tus necesidades, tanto si se trata de una vivienda particular como un comercio o industria. Además, te garantizamos una instalación profesional y rápida para que los estragos del verano no te pasen factura.

 

Aire acondicionado: cómo ahorrar este verano (I)

Aire acondicionado: cómo ahorrar este verano (I)

 

Y hablando de facturas, en la entrada de esta semana queremos darte una serie de consejos para ahorrar sin pasar calor. Siguiendo una serie de medidas y adoptando sencillos hábitos diarios, usar el aire acondicionado no te costará tanto dinero como piensas. La eficiencia energética te permitirá que controles el gasto de la factura de la luz y, al mismo tiempo, disfrutes de un verano fresco y agradable. Porque especialmente en el sur de España, la climatización no es un privilegio, sino una verdadera necesidad, aquí van algunos consejos que te permitirán ahorrar sin pasar calor.

 

Elige la temperatura exacta

Algunos estudios señalan que la temperatura ideal para el ser humano oscila entre los 21 y los 26 grados centígrados. Este verano, en la Región de Murcia, alcanzaremos con facilidad los 40 grados, por lo que estamos bastante lejos de sentir esa atmósfera de confort que demanda nuestro cuerpo.

Expertos en climatología aseguran que el termostato de nuestro hogar no debe sobrepasar los 12 grados de diferencia con respecto a la temperatura de la calle. Es decir, que si afuera se alcanzan los 34 grados, nuestro aire acondicionado no debería estar por encima de los 23 grados.

En ocasiones, esta máxima es difícil de seguir, ya que si llegamos a mediodía a casa, sofocados por el intenso calor, lo primero que haremos será encender el aire y regularlo a la menor temperatura posible, unos 18 grados. Sin embargo, esto es un error, ya que pronto tendremos frío y buscaremos una chaqueta o rebeca para cubrirnos. Además, debemos tener en cuenta que, por cada grado que disminuimos el aire, gastamos un 8 por ciento más de electricidad. Por norma general, lo ideal es una temperatura que oscile entre los 24 y los 26 grados centígrados.

 

Compra un equipo de clase A

Si todavía no tienes un equipo o el tuyo se ha quedado anticuado, lo mejor es que consultes con especialistas en el campo de la electricidad y la climatología antes de adquirir uno nuevo. Actualmente, el mercado ofrece diversos modelos que proporcionan la temperatura perfecta sin generar un gasto energético desmesurado.

¿La mejor opción? Si tu bolsillo te lo permite, opta por un aparato eficiente de clase A, un equipo que te permitirá ahorrar hasta el 60 por ciento en la factura de la luz, según indican los propios fabricantes. Según su sostenibilidad, le siguen los aparatos de clase B y los de clase C (los que más gastan). A la larga, tu bolsillo te lo agradecerá.

 

Limpia el aparato y cuida tu salud

Otro de los pasos imprescindibles que debemos seguir si optamos por encender el aire acondicionado es limpiar de manera meticulosa el equipo. Un aparato obstruido por el polvo es sinónimo de un consumo energético mayor, ya que si los filtros no dejan pasar el aire de manera conveniente, el rendimiento del equipo disminuirá notablemente.

En este sentido, también conviene señalar que la acumulación de ácaros y suciedad en los filtros pueden provocar irritaciones en la garganta, alergias y otros problemas en el aparato respiratorio, especialmente a los niños y las personas mayores. No te olvides de limpiar bien los filtros antes de encenderlo.

Los consumidores alzan la voz contra una nueva subida de la luz

Los consumidores alzan la voz contra una nueva subida de la luz

Desde Instalaciones y Mantenimientos Integrales Jefer queremos recoger una de las noticias que mayor repercusión ha tenido esta semana en el sector eléctrico. Se trata de un tema abierto al debate que ya hemos tratado en anteriores entradas y que afecta de manera directa a la economía de las familias españolas.

Hablamos de la denuncia pública realizada por la asociación de consumidores Facua sobre el nuevo incremento registrado en la factura de la luz. En concreto, el colectivo asegura que el pasado mes de junio se volvió a producir un incremento interanual del precio de este servicio básico, alcanzando el 4,2 por ciento, una situación que está llevando a que muchas familias, en situación de vulnerabilidad, tengan dificultades para pagar el recibo.

Si nos fijamos en los números, Facua asegura que el precio de la luz se ha incrementado un total de 3,2 euros en un año, ya que si en junio de 2014 pagábamos 75,31 euros, ahora la factura alcanza los 78,51 euros. Si analizamos la evolución por meses, los datos proporcionados por la asociación de consumidores indican una subida del 5,4 por ciento, ya que la factura media para el pasado mes de mayo se situaba en los 74,50 euros.

Este incremento, sumado a los producidos anteriormente, supone una pérdida de poder adquisitivo para muchas familias que, incluso reduciendo el consumo eléctrico en el hogar, se ven obligadas a pagar a los productores más dinero que hace un año.

Son muchas las voces que claman contra esta escalada en el precio de la luz y que culpan al sector eléctrico de llevar a cabo prácticas propias de los oligopolios. Por eso, muchos consumidores reclaman una intervención del Gobierno central que frene el ascenso de los precios y ponga orden entre los diferentes productores, ya que se sienten ‘víctimas’ de prácticas abusivas.

En este sentido, hay que recordar que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en una sentencia dictada en octubre del año pasado, instaba al Gobierno a ofrecer mayor transparencia sobre el sistema de precios y a comunicar con antelación la subida de las tarifas. La sentencia, según los consumidores, pone de manifiesto la necesidad de cambiar un ‘oscuro’ sistema tarifario que va en contra de los intereses de las familias españolas y sólo beneficia a las empresas del sector, acusadas de facilitar el sistema de ‘puertas giratorias’ que vincula el servicio público con los intereses empresariales.

Por otra parte, el estudio de datos llevado a cabo por Facua indica una subida del kilovatio-hora de energía consumida. Los datos revelan una subida del 5,7 por ciento en el último año. De todas formas, el precio del kilovatio de potencia contratada no varía desde el mes de febrero del pasado año, momento en el que sufrió un considerable incremento cercano al 18 por ciento.

A pesar de las distintas voces críticas y la realidad que las familias afrontan cada vez que tienen que efectuar el pago de la tarifa de la luz, el sistema parece permanecer ajeno a la situación. Ahora que estamos en pleno verano y las temperaturas marcan máximos anuales, estamos ante el periodo del año perfecto para que las eléctricas hagan su ‘agosto’.

Desde Facua se pide un mayor control y seguimiento al sector y se reivindican unas tarifas acordes al coste real de la producción. Otra de las solicitudes realizadas por los usuarios es la ejecución de una auditoría que permita conocer con exactitud el déficit de tarifa y, tal y como se ha señalado arriba, prohibir de manera legal las conocidas como ‘puertas giratorias’.

Más fondos europeos para la eficiencia energética en Murcia

Más fondos europeos para la eficiencia energética en Murcia

Desde Instalaciones Jefer hoy queremos profundizar en el reciente anuncio realizado por responsables de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia sobre la inyección europea para el desarrollo e implantación de nuevas medidas de eficiencia energética, así como el fomento de las conocidas como ‘energías renovables’.

En Jefer, especialistas en instalaciones y mantenimientos integrales, electricidad y telecomunicaciones, sabemos que el futuro del sector eléctrico pasa por integrar las diversas posibilidades que nos ofrecen las fuentes renovables, cuyo desarrollo ha alcanzado importantes avances a lo largo de la última década. La energía eólica, solar y geotérmica son el futuro del sector energético y son muchos los gobiernos y corporaciones que están apostando fuerte por ellas.

Con todo, aún existen ciertas reticencias por parte de los grandes productores y distribuidores hacia estas fuentes emergentes que, para malestar de unos y satisfacción de otros, están siendo gravadas con impuestos y gravámenes que dificultan su expansión y generalización. Sólo hay que recordar el debate abierto ante el ‘impuesto al sol’ que recoge el borrador del Real Decreto sobre el Autoconsumo energético, elaborado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

En concreto, este impuesto que quiere establecer el Gobierno central para regular el autoconsumo en nuestro país, ha sido uno de los más criticados tanto por las asociaciones de productores y consumidores como por organismos y publicaciones internacionales (la revista Forbes llegó incluso a burlarse del Ejecutivo de Mariano Rajoy por su intento de “poner un impuesto al sol”).

A pesar de las actuales trabas, esta misma semana el director general de Industria, Energía y Minas de la Comunidad Autónoma, Alfonso García, ha anunciado que la Murcia va a movilizar a lo largo de los próximos seis años un total de 28 millones de euros para promocionar la eficiencia energética. Se trata de fondos europeos procedentes del Programa Operativo FEDER, destinados también a apoyar el sector de las energías renovables.

Para el responsable autonómico, que realizó este anuncio durante una jornada organizada por la Consejería de Industria, Turismo, Empresa e Innovación, a través de la Dirección General de Industria, Energía y Minas, y el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), estos fondos pueden suponer “una inversión inducida de alrededor de cien millones de euros” para la Región.

 

Edificios, alumbrado, empresas y transporte

En la jornada, se presentaron los diferentes programas de ayudas que ofrece actualmente el Gobierno central y cuya principal línea se centra en las obras de rehabilitación de edificios residenciales para mejorar su eficiencia energética, ya se traten de bloques de viviendas o de uso hotelero. Este tipo de subvenciones están presupuestadas con unos 200 millones de euros.

Otra de las líneas para el fomento de la eficiencia energética es el alumbrado exterior municipal, cuya renovación e instalación cuenta con una subvención total de 36 millones de euros. Con respecto a las pequeñas y medianas empresas, también se establece un programa específico con 49 millones de euros, destinados al desarrollo de eficiencia energética y también obras de mejora en compañías del sector industrial. La última línea de subvención es la destinada al sector del transporte, que tan sólo cuenta con un presupuesto de ocho millones de euros.

Desde la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia se está trabajando actualmente para identificar cómo mejorar la productividad y eficiencia energética de las empresas murcianas del sector industrial y terciario. Hay que recordar que desde la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) se han mostrado críticos con los “elevados” costes energéticos a los que tienen que hacer frente las empresas españolas, en comparación con otros países competidores.

¿Por qué es tan cara la electricidad?

¿Por qué es tan cara la electricidad?

Es una pregunta que muchos consumidores se hacen, dada la complejidad asociada a la factura energética en nuestro país. La factura de la luz se ha convertido poco a poco en un complejo puzle que ha logrado convertir nuestra factura en un jeroglífico casi incomprensible para la mayoría. Exceptuando los organismos y empresas que recaudan, parece que nadie tiene claro qué paga cuando paga la electricidad. Y es que el siglo XXI no solo exige contadores inteligentes, sino también consumidores inteligentes.

 

¿Por qué es tan cara la electricidad?

¿Por qué es tan cara la electricidad?

 

Coste de la energía

Se calcula que en torno a un 28 % es el porcentaje asociado al precio de la energía propiamente dicho, es decir, esta partida está destinada a pagar a las compañías eléctricas en función de los precios que marcan los mercados mayoristas, que se actualizan diariamente.

Impuestos y tasas

Un 21 % del precio final está dedicado a los impuestos y tributos. El acceso y uso de la energía eléctrica en nuestro país está gravado con un impuesto especial que equivale al 4 %, pero al que hay que sumar un aumento a medida que se consume, gracias un IVA del 21 %, lo cual supone 3 puntos por encima de la media europea.

Ayudas a las eléctricas

20,1 % en subvenciones. En nuestro país se premia a aquellos productores energéticos que proveen a la red con energía de origen renovable. El monto total asciende a 7. 000 millones anuales. Este dinero procede directamente del bolsillo de los consumidores, y se refleja en un aumento del precio final de la electricidad.

Mantenimiento y distribución

Un 11,9 % del precio está asociado a los costes derivados de la distribución energética. La red eléctrica de nuestro país tiene un coste asociado anual de en torno a 5. 000 millones al año. El suministro está casi completamente controlado por las grandes eléctricas, que fijan los precios de los costes y que conforman un porcentaje importante de la factura.

Déficit tarifario

En torno a un 8,4 % tiene que ver con la llamada deuda energética o déficit tarifario. Desde el año 2002 y siguiendo una serie de medidas políticas encaminadas a retener subidas en el precio de la energía en nuestro país, se decidió aplicar una especie de subida encubierta, los consumidores no pagarían la subida, sino que esta se acumularía en forma de deuda que se pagaría progresivamente, recayendo el precio real actual en las generaciones futuras. La deuda con las empresas eléctricas asciende a 2. 900 millones en 2014.

Extra!

Costes extra. Un interesante 6 % de la factura de la luz está destinado varias partidas, pero la más interesante es que una parte sufraga costes de la llamada Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), un organismo que debe garantizar la libre competencia, así como regular todos los mercados y sectores productivos de la economía española, con el fin de proteger a los consumidores.

Otra parte de este 6 % estaría destinado a sufragar los gastos extra que la empresa Endesa genera suministrando servicio en los territorios extra-peninsulares. Además, están los costes derivados de la moratoria de la energía nuclear en nuestro país y que al parecer han generado un perjuicio para los beneficios que las empresas energéticas estimaban obtener. La diferencia entre los beneficios estimados y los que las políticas estatales finalmente permiten son abonados por los consumidores en su factura.

Transporte y Red de Alta Tensión

La última partida de nuestra factura se estima en un 3,5 % del total, y corresponde a los gastos derivados del transporte. Se calcula que en torno 1. 562 millones fue el costo, solo en 2014, de la red de alta tensión de nuestro país. Actualmente esta red está controlada y gestionada por la empresa de participación pública Red Eléctrica de España (REE).

La banda ancha llega al 76% de los hogares españoles

La banda ancha llega al 76% de los hogares españoles

¿Cómo se llamaba aquel libro sobre un viaje al corazón del Congo en el que está basada la película ‘Apocalipsis now’? Además del bacon y la nata, ¿cuál es el ingrediente que completa la salsa carbonara? ¿Cuánto costarían unas vacaciones en Londres el próximo mes de agosto? ¿Qué idioma se habla en Chechenia? Todas estas preguntas que, en principio, podrían parecer disparatadas, tienen una cosa en común: su respuesta está tan sólo a un clic de nuestra mano. Esta semana, desde Intalaciones Jefer, vamos a profundizar sobre las posibilidades que ofrece Internet y la implantación de la banda ancha en nuestro país.

 

La banda ancha llega al 76% de los hogares españoles

La banda ancha llega al 76% de los hogares españoles

 

La llegada de Internet a nuestras vidas ha supuesto toda una revolución no sólo en la forma de acceder a la información, sino también de comunicarnos. A pesar de desconocer determinados datos, la red de redes nos ofrece un universo de conocimiento que podemos usar según nuestras necesidades concretas. Esa cantidad ingente de información y la posibilidad de consulta instantánea han cambiado nuestros hábitos de consumo.

Internet es mucho más que un medio de comunicación, es un nuevo sistema de conocimiento, una ventana abierta al mundo desde la cual podemos ver, en tiempo real, cómo está el tráfico en el barrio japonés de Sibuya, por poner un ejemplo de las posibilidades in streaming que ofrece la red de redes. Por eso, la implantación de la banda ancha se ha generalizado de manera significativa y hoy podemos decir que más del 75 por ciento de los hogares españoles está conectado con el mundo y dispone de cobertura de banda ancha móvil 4G.

En concreto, estos datos corresponden al informe denominado ‘Cobertura de Banda Ancha en España (cuarta edición), que recoge los datos analizados durante el primer trimestre de 2015, por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo. En comparación con los datos del pasado ejercicio, se ha producido un incremento de casi el 30 por ciento, ya que frente al 48 por ciento de los españoles que disponían de banda ancha en 2014, se ha pasado a un total de 76 por ciento, un dato que revela el importante crecimiento de esta tecnología y su consolidación en nuestro país.

Y es que las opciones y ventajas que ofrece la banda ancha de han visto mejoradas con la introducción del 4G, cuyo desarrollo se inició a partir del segundo semestre de 2013, alcanzando actualmente, un grado de cobertura del 76 por ciento de la sociedad española. Dentro del Plan de telecomunicaciones y redes ultrarrápidas de la Agenda Digital para España, se estima que esta tendencia en alza se mantenga a lo largo de este año, gracias a la liberación que ha supuesto el dividendo digital en lo que se refiere a la disponibilidda de frecuencias de 800 Mhz.

En este sentido, hay que reocrdar que el Ministerio del ramo convocó el pasado mes de abril ayudas por un importe cercano a los 63 millones de euros, destinados a la implantación y desarrollo de la banda ancha de última generación, con el objetivo de acelerar la implantación de esta nueva tecnología en nuestro país y, especialmente, en las redes públicas.

Actualmente, más del 60 por ciento de los hogares españoles disponen de banda ancha de 100 megas, lo que representa un incremento de 5 puntos si lo comparamos con el año pasado, ya que la fibra óptima es cada vez más requerida por los consumidores españoles, tanto por su relación calidad/precio como por las infinitas posibilidades que ofrece. Y esto es sólo el presente: los avances de la tecnología 4G y el desarrollo permanente de Internet serán factores clave para comprender las comunicaciones del futuro.

El Gobierno pone en marcha los nuevos ‘contadores inteligentes’

El Gobierno pone en marcha los nuevos ‘contadores inteligentes’

Ya es una realidad y ha venido para quedarse. El Gobierno de España, a través del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, ha aprobado la puesta en marcha del nuevo sistema de tarificación eléctrica, por el que el precio de la luz cambiará cada hora, gracias a los nuevos ‘contadores inteligentes’.

 

El Gobierno pone en marcha los nuevos ‘contadores inteligentes’

El Gobierno pone en marcha los nuevos ‘contadores inteligentes’

 

Se trata de un nuevo sistema que entrará en vigor, de manera oficial, a partir del día 1 de julio, según se recoge en la resolución publicada recientemente en el Boletín Oficial del Estado. Con todo, se ha dispuesto un plazo de cuatro meses (hasta el 1 de octubre) para que las empresas que comercializan y distribuyen la electricidad puedan adaptarse sin problemas al nuevo sistema. El plazo para poner al día los archivos de intercambio de información entre las distintas compañías y otra serie de requisitos se amplía hasta el próximo 1 de enero.

De esta forma, el cálculo efectuado para conocer el importe de nuestra factura se hará según el consumo por hora y el importe que en ese preciso momento señale el mercado de la electricidad para el precio de la luz. Según informan fuentes del citado Ministerio, ese valor (que recibe el nombre de ‘pool’) estará a disposición de los consumidores con una jornada de antelación, a partir de las 20.15 horas, en el portal de la Red Eléctrica de España.

Como se ha señalado arriba, la nueva manera de contabilizar el gasto eléctrico familiar se sirve de los llamados ‘contadores inteligentes’, dispositivos digitales y telegestionados, capaces de medir el consumo en breves intervalos de tiempo gracias al uso de la tecnología más avanzada en ese campo.

Por supuesto, no todos los hogares de España cuentan con estos nuevos contadores, aunque en los últimos meses su instalación se ha generalizado y sólo en la Comunidad Valenciana, Iberdrola ha instalado ya más de un millón y medio de estos dispositivos eléctricos. A finales de 2014, el número de contadores digitales instalados en nuestro país se aproximaba a los catorce millones, de los que diez millones estaban telegestionados. A esa fecha, las compañías eléctricas superaban las tasa marcada de implantación, con más del 35 por ciento del parque instalado.

 

La polémica está servida

Lo cierto es que su presencia en los edificios y hogares españoles no está exenta de polémica. Ciertos sectores los responsabilizan de la subida del precio de la luz, de manera encubierta. Y es que dada la sensibilidad de los nuevos dispositivos (capaces de detectar con mayor precisión los picos de intensidad del consumo eléctrico), la potencia que teníamos contratada hasta la fecha puede que se convierta en insuficiente. Y ya se sabe, a mayor potencia, más cara será la factura.

Por otra parte, esta nueva tecnología posibilita una intromisión en la intimidad de las familias españolas, ya que las eléctricas ahora serán capaces de saber en qué momento del día consumimos más energía, cuándo estamos fuera de casa o de vacaciones, estimar los miembros de la unidad familiar según el consumo realizado, conocer nuestros hábitos alimentarios e higiénicos y hasta el modelo y la marca de nuestros electrodomésticos.

 

El final de las subastas

Para comenzar a usar el nuevo sistema tarifario, además del dispositivo telegestionado es necesario contar con la tarifa regulada, conocida como Precio Voluntario al Pequeño Consumidor. Con esta nueva tarifa, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo decidió erradicar las polémicas subastas eléctricas, en las que se acordaba el precio de la electricidad para el siguiente trimestre, y se volvió a un modelo de facturas bimestrales.

Como decíamos al principio de esta entrada, se avecinan cambios inminentes en el modelo energético español. El tiempo dirá si estos nuevos sistemas benefician a las familias y establecen modelos más justos de tarificación o, por el contrario, se trata de una tecnología al servicio de los intereses de las eléctricas.

La electricidad más cara de Europa

La electricidad más cara de Europa

Según el último informe de Eurostat, España es el 4º país con la electricidad más cara de la Europa de los 28, y el 3º en precio del gas natural. El informe, actualizado el pasado día 27 de mayo, apunta a una subida en el precio de la electricidad de cerca de un 5 %.

 

La electricidad más cara de Europa

La electricidad más cara de Europa

 

Nuestro país solo es superado en precio por el pódium de los 3 más caros del continente, que son Dinamarca, Alemania e Irlanda, respectivamente.

Sin embargo, a diferencia de Dinamarca y Alemania, el porcentaje del precio dedicado el pago de impuestos y demás tributos al Estado es mucho menor que en los nórdicos, lo que indica que la energía eléctrica española es mucho más cara, si no tenemos en cuenta los impuestos, de lo que se paga en estos dos países.

Además, a diferencia de Dinamarca y Alemania, donde gran parte de estos impuestos están dedicados a la mejora de las infraestructuras y a la búsqueda de alternativas energéticas limpias, España no ha dejado de recortar en nuevas tecnologías en los últimos años. Los expertos apuntan, sin embargo, que el precio de la energía eléctrica en la Unión Europea depende de condiciones y factores diferentes que atañen, no solo a la oferta y la demanda, sino también a los costes del mantenimiento de la red, la situación geopolítica, las condiciones orográficas y climáticas, así como a los impuestos y fiscalidad.

El estudio analiza el consumo en los hogares y las industrias, entendiendo por hogares aquellos puntos relacionados con una banda de consumo medio en electricidad entre los 2. 500 y los 5. 000 kWh. Siguiendo esta metodología, el precio de la electricidad aumentó un 4,1 % en España en la última mitad del pasado año, mientras que la media europea lo hizo tan solo un 2,9 %. Los países que mayores subidas han sufrido durante el pasado año son Francia con un 10,2 % y Luxemburgo con un 5,6 %.

Precio fijo de Iberdrola

Por su parte algunas empresas eléctricas españolas están lanzando promociones que pretenden ofrecer a los consumidores una especie de tarifa plana eléctrica, que impida que las oscilaciones del precio afecten al presupuesto de los hogares.

Para evitar las fluctuaciones y movimientos bruscos del precio de la electricidad, a menudo por culpa de la especulación financiera en este tipo de mercados, Iberdrola ha lanzado una propuesta de precio fijo. La oferta posee dos versiones, la primera por un año y la segunda por tres años. De este modo, aquellos consumidores que deseen prevenir el gasto exacto en el futuro podrán hacerlo cómodamente gracias a estas tarifas.

Para poder acceder a esta oferta, Iberdrola pone una serie de requisitos, como tener una potencia contratada de más de 10 kW, así como el hecho de que cada contrato se negocia individualmente con el cliente y su consumo dependerá de la posibilidad de mayor o menor descuento.

Algunas voces alertan de que esta medida llega justo cuando la facturación horaria está a punto de ponerse de nuevo en vigor, es decir, pagar un precio distinto por la energía en función de la hora a la que se consuma; así como la oferta de precio fijo, que permitirá pagar una cuota mensual no variable, abonando al final del año la diferencia entre la cuota y el gasto energético real.

Estas dos medidas favorecen a aquellas personas que poseen sistemas de calefacción centralizados y eléctricos, ya que pueden calentar sus hogares durante la noche, beneficiándose de un importante descuento. Del mismo modo, aquellas tareas que requieran de mayor gasto energético, como lavadoras, lavavajillas o calentadores eléctricos de agua caliente podrán programarse durante la noche, ahorrando mucho dinero.

15 trucos para ahorrar en climatización

15 trucos para ahorrar en climatización

  1. Cierre las puertas y ventanas exteriores cuando el aire acondicionado está encendido. Puede ahorrar un poco más si no permite que el aire escape por los respiraderos de la cocina o el baño.
  2. Limpie o cambie los filtros de aire de su aire acondicionado al menos una vez al mes, de este modo mantendrá su aparato funcionando al máximo rendimiento energético.
  3. Asegúrese de que su aire acondicionado tiene una clasificación SEER o factor de eficiencia energética estacional, de 15, o al menos por encima de 8.50, es decir, A+++.
  4. Para ahorrar de forma automática configure el termostato en modo automático, para que alcance la temperatura de la forma más rápida y eficiente.
  5. Si su casa recibe mucho sol, bloquee su entrada con toldos, persianas, cortinas o incluso plantas. De este modo evitará que su casa se recaliente y ahorrará mucha energía en aire acondicionado.
  6. Si está construyendo su casa en estos momentos, debe saber que existen numerosos aislantes capaces de mantener la temperatura de su casa de forma mucho más eficiente que hace unos pocos años.
  7. El ventilador del techo debe girar en el sentido contrario a las agujas del reloj en verano, ya que así proyecta un chorro de aire compacto que produce una agradable sensación de frescor; durante el invierno, sin embargo, debe hacerlo en el sentido horario, pues mueve el aire de la estancia de arriba abajo, logrando igualar le temperatura de la estancia.
  8. Comprobar que las ventanas y puertas de su casa están correctamente cerradas y que no dejan escapar el calor o el frío de la estancia. De este modo podemos acondicionar la parte de la casa en la que estemos, en lugar de la casa al completo, ahorrando mucha energía.
  9. Si posee una chimenea, puede instalar mamparas de cristal, las cuales ayudarán a mantener el calor por más tiempo durante el invierno.
  10. Las chimeneas antiguas suelen ofrecer muy poca eficiencia energética, por lo que puede sustituirla por opciones más modernas y baratas: las estufas de pellet o las de bioetanol son opciones que además de mejorar la eficiencia, respetan y protegen el medio ambiente.
  11. Del mismo modo, los aires acondicionados antiguos son un verdadero despilfarro energético. Actualice su aparato de aire acondicionado y asegúrese de adquirir uno que le permite compensar el desembolso de la sustitución, con un ahorro económico importante en energía eléctrica.
  12. Es importante comprobar que no hay fugas en los techos de las casas. Colocar buenos aislamientos en el tejado de la casa es una forma de ahorrar energía a largo plazo.
  13. En verano, los ventiladores de aspas instalados en el techo son una opción muy interesante. Capaces de hacernos sentir hasta 4 grados más frescos, podemos mantener el termostato un poco más alto, lo cual supondrá un gran ahorro.
  14. Un termostato programable tanto en calefacción como en aire acondicionado es una forma inteligente de ahorrar dinero. Sabiendo que las horas centrales del día son las más calurosas por término medio, mientras que las nocturnas las más frías podemos prever nuestras necesidades y de este modo ahorrar una suma considerable.
  15. A veces, el aire acondicionado por conductos puede ser un enemigo de la eficiencia energética durante el invierno. Si la calefacción de su hogar no funciona a través de ellos, el calor escapará de las habitaciones por los huecos de estos conductos. Lo más inteligente es taparlos o sellarlos una vez acabe la temporada más calurosa. De este modo logrará que las estancias alcancen la temperatura deseada de forma más rápida y por tanto más eficiente.

Dependencia energética en España

Dependencia energética en España

Uno de los problemas que más afectan al precio de la electricidad en nuestro país es la conocida como dependencia energética. Este fenómeno se caracteriza por producir menos energía de la que se consume, lo que crea un déficit que se subsana con la compra de excedentes energéticos a países exportadores.

 

Dependencia energética en España

Dependencia energética en España

 

Este hecho produce un encarecimiento de la energía, así como una dependencia de los precios que fijen las naciones exportadoras o los mercados internacionales sobre el precio de las distintas fuentes energéticas: crudo, gas, electricidad, etc. El resultado es de sobra conocido, el bolsillo de los consumidores es el que finalmente sufre la dependencia energética y se dice que lastra el crecimiento de la economía, pues los beneficios de las actividades económicas tanto en el sector industrial como en el de servicios, dependen en gran medida de una energía asequible al bolsillo de empresas y consumidores domésticos.

Pero, ¿qué ocurre en España?

La lista europea de la dependencia energética sitúa a España como el segundo país con un porcentaje mayor, de entre los cinco que más consumo energético poseen en la Unión Europea, solo superada por Italia. Con una tasa del 73 %, España ostenta una tasa de dependencia energética en torno a un 20% mayor que la media de la Europa de los 28, que se sitúa en un 53 %. Con datos de 2014, España está casi 30 puntos porcentuales por detrás de Francia o Reino Unido, y todo ello a pesar de que según los expertos, nuestro país es teóricamente ‘el paraíso de las energías renovables’.

Las renovables en España

Y es que cuesta entender cifras tan altas de dependencia energética, cuando un estudio reciente realizado a petición de organismos europeo advierte que España podría haber alcanzado la autosuficiencia energética en 2014. Y es que en lugares como Cádiz se podría generar, tan solo mediante energía fotovoltaica, hasta un 160 % anual del consumo eléctrico de la ciudad, es decir, la ciudad andaluza podría producir un excedente de un 60 % con respecto a sus necesidades anuales. Pero las cifras no se quedan ahí, en Murcia, únicamente con energía fotovoltaica y entre los días 8 y 14 del mes de mayo, cada vivienda podría haber producido un 188 % de las necesidades de electricidad media de una familia durante ese período. Y estos datos se repiten en otras comunidades y lugares de España, según los estudios realizados por www.ecoserveis.net y que nos permiten acceder a datos actualizados de la energía limpia, que nuestro país sería capaz de producir con la infraestructura adecuada, basándose en datos meteorológicos reales.

No todo está perdido

A pesar de las trabas que en los últimos años los gobiernos españoles han puesto a la producción privada de energías renovablesvéase el impuesto al sol-, lo cierto es que en nuestro país crecen, tanto el consumo como la producción de este tipo de energías. Solo en 2012, el consumo de energía eólica y solar aumentó en nuestro país en torno a un 32 %.

Aun así, sorprenden las bajas cifras de uno de los países con más horas de sol de Europa, como es España. Recientemente, el gobierno del Reino Unido anunciaba que ha superado a España en producción de energía fotovoltaica, algo increíble si tenemos en cuenta la energía potencial que ambos países pueden obtener del sol, si nos basamos en las condiciones climáticas.

Y es una apuesta por las energías renovables en nuestro país supondría la consolidación de los avances en estas materias, que se han venido realizando en los últimos años. Avances que han situado a nuestro país en la vanguardia de las tecnologías relacionadas con las energías limpias.